Conceptos básicos

¿Por qué beneficiarse de las plantas aromáticas?.-

Desde el punto de vista histórico, el uso de las esencias lleva practicándose durante miles de cientos de años, sin embargo, la aparición de la farmacopea actual, no es más que un pequeño guiño en la historia del hombre.

Las plantas aromáticas siempre han formado parte del entorno natural del ser humano y de los animales, y sus usos, culinario, estético, farmacéutico o sagrado, aparecen en todas la etnias, en todas las épocas y en todos los continentes.

 “La SALUD humana y animal: el estado completo de bienestar físico, mental y social, empieza en nosotros por uno mismo, y en ellos, por los cuidados realizados por su compañero humano en esta vida”


¿QUÉ ES LA AROMATERAPIA?.-

Se entiende por aromaterapia al uso de las esencias sintetizadas por las plantas aromáticas con una finalidad terapéutica, para tratar o prevenir diferentes afecciones, o bien, como complemente de un tratamiento alopático.
También es importante comentar el uso de la aromaterapia para finalidades estéticas o cosméticas, o bien, por el puro disfrute.


¿QUÉ ES UN ACEITE ESENCIAL?.-

Un aceite esencial es un extracto aromático líquido volátil, extremadamente concentrado, extraído de diferentes partes de plantas aromáticas (flor, hoja, raíz, tallo, fruto, flores, resina, etc)
Cada aceite esencial va a tener una composición bioquímica diferente.
Las esencias se hayan en diferentes aparatos excretores de la planta, la planta secreta esta esencia con diferentes finalidades, bien para atraer a los insectos polinizadores, luchar contra infecciones, combatir plagas o protegerse de la deshidratación en las estaciones más calurosas.


PROCESOS DE EXTRACCIÓN.-

Según el método de extracción aplicado el aceite esencial va atener una composición bioquímica distinta.

La manera más común de extracción de la esencia es a través del proceso de destilación por arrastre de vapor, para ello, se utiliza un alambique por el que se hace pasar el vapor de agua a presión a través de la materia vegetal haciendo estallar el contenido aromático.
El vapor de agua cargado de las moléculas aromáticas pasará a través de un circuito de agua fría, condensándose el agua y volviendo a su estado líquido.
El aceite esencial al tener una densidad menor que el agua quedará por encima de ella, separándose de ésta por decantación.
Este agua sobrante es lo que se conoce como hidrolato y la esencia obtenida a través de este método se denominará aceite esencial.

El método de extracción de la esencia contenida en los frutos cítricos (agrios) será a través de la exprimido o prensado en frío.En este proceso, las glándulas de aceite presentes en la cascara de los cítricos son sometidas a presión mecánica, siendo aplastadas y liberando lo que se conoce como la esencia.

Para obtener la esencia de algunas partes de las plantas aromáticas que se consideran más frágiles, como son las flores, el método que se suele utilizar es el macerado o enfleurage (enflorado).
Para este método se macera la planta en grasas durante un determinado tiempo hasta que la esencia, al ser lipófila, satura la grasa. La esencia se separa de la grasa generalmente utilizando un alcohol.

También se utilizan diferentes disolventes volátiles para la extracción de la esencia obteniéndose los concretos y/o absolutos.

Otros métodos son la extracción por CO2, exudación o la destilación en seco.


CRITERIOS DE CALIDAD.-

Utilizar aceites esenciales que cumplan los criterios de calidad es fundamental a la hora de trabajar, ya que en caso contrario, no nos van a asegurar el resultado terapéutico deseado, incluso en algunos casos, su uso puede llegar a ser peligroso.

La calidad de un aceite esencial va a depender de diferentes criterios:

  • Del tipo de planta aromática: se ha de especificar el género,  la especie, subespecie, etc.
  • De su origen geográfico: país, región, altitud, etc.
  • Del tipo de cultivo del que proceda: salvaje, ecológico, biológico, si existe polución atmosférica, lluvia, horas de sol, tipo de suelo, etc.
  • Del momento de la cosecha: demasiado temprano o tarde, estación del año, etc.
  • De la parte de la planta utilizada: según la parte la composición química puede ser completamente diferente: raíz, corteza, hoja, etc. así por ejemplo del naranjo, según se obtenga la esencia de la flor, hoja o fruto, se obtienen tres aceites con composición bioquímica y actividades diferentes.
  • Del método de extracción por destilación: se han de respetar las variables de temperatura y presión, el agua utilizada ha de ser pura y la duración adecuada y completa.

Por lo tanto, que un aceite sea de buena calidad es necesario que sea:

  • 100% natural (no reconstituido)
  • 100% completo.
  • 100% puro.
  • Botánica y bioquímicamente definido
  • Quimiotipado (si fuera necesario)

En la etiqueta debe aparecer:

  • Su nombre común y en latín.
  • La parte de la planta procedente.
  • Su quimiotipo (si tuviera)
  • País de origen.
  • Tipo de cultivo.
  • Método de obtención.
  • Número de lote y caducidad.
  • Volumen.

Identificar la especie botánica.-

Los aceites esenciales utilizados con fines terapéuticos deben provenir imperativamente de plantas botánicamente certificadas.

Ex: Eucalyptus radiata

  • La aromaterapia debe basarse en conocimientos botánicos precisos.
  • El desconocimiento y el no respeto de estas precisiones dejan la puerta abierta al abuso y a los efectos secundarios y/o tóxicos. Por este motivo, es indispensable seguir la denominación científica latina en detrimento de una lengua vernácula imprecisa y a menudo engañosa. La identificación de la planta toma toda su importancia en el momento en que sirve para tratar enfermedades y/o afecciones.
  • La «familia» es la categoría que agrupa a un conjunto de plantas emparentadas.
  • El «género» es la categoría que agrupa a un conjunto de especies con características muy semejantes.
  • La «especie» es la categoría que engloba plantas muy parecidas con características muy específicas.
  • La «subespecie» es una división dentro de las especies.
  • La «variedad cultivada» (o cultivo) es una planta cultivada por sus características únicas y específicas. Se trata de una variante de naturaleza espontánea en el interior de una misma especie (no hay que confundir con la hibridación voluntaria)
  • El «híbrido» es una planta derivada del cruce entre las variedades, las variedades cultivadas y las especies.

Ejemplo:

Eucalipto radiado: nombre común.

Eucaliptus    radiata    ssp    radiata    (Mirtáceas)
Género          especie             subespecie          familia

Menos del 10% por cierto de las especies vegetales de la tierra  (800.000 especies) son clasificadas como plantas  aromáticas, siendo éstas la más evolucionadas desde el punto de vista filogenético. Podemos considerar  las esencias aromáticas como un resultado evolutivo del reino vegetal.

Un aceite esencial representa por consiguiente un extracto muy concentrado obtenido por un proceso de destilación de toda o parte de la planta (hoja, tallo, raíz, flor, etc.) aromática gracias a las propiedades del vapor de agua.

Los aceites esenciales se producen en las glándulas secretoras. Su elaboración depende completamente de la radiación solar: su ausencia o carencia altera profundamente la composición y el rendimiento (diferente quimiotipo).

Las estructuras glandulares pueden encontrarse en flores, semillas, tallo, raíces, hojas y frutos. Ejemplo: naranjo:

  • Hojas: petitgrain
  • Corteza del fruto: naranjo amargo
  • Flores: azahar (nerolí)

MODO DE ACTUACIÓN

El modo de acción de los compuestos volátiles de los aceites esenciales se manifiesta de maneras diferentes:

Acción directa.-

A través de una acción directa sobre los micro organismos patógenos, o sobre una función fisiológica particular, o sobre el metabolismos, etc.

Acción indirecta.-

A través de una acción indirecta en la intervención de procesos biológicos, modificando el terreno local y general, etc.

La actividad bioelectrónica de los aceites esenciales es innegable ya que ha sido medida por bioelectronímetro.

Actividad energética de las moléculas aromáticas:

  • Aportando electrones: negativizantes.

Las moléculas negativas presentan propiedades antiinflamatorias, calmantes y antiespasmódicas. Actúan de manera similar a la negativización natural, negativización eléctrica e ionización atmosférica.

  • Captando electrones: positivizantes.

Las moléculas aromáticas positivas que actúan captando electrones, o bien dando protones, ayudan a reforzar la energía vital y presentan un gran poder tónico.

  • Aportando protones: acidificantes.

En el apartado de las propiedades de los aceites esenciales aparecerán.

Función informativa de las moléculas aromáticas:

  • Exógena (olfativa).

A través de su inhalación van a afectar a las áreas corticales olfativas desencadenando reacciones susceptibles de reactivar funciones biológicas o psicológicas

  • Endógena (neurológica, endocrina, microbiótica, etc.)

EL QUIMIOTIPO.-

El quimiotipo podemos decir que es la tarjeta de identidad de un aceite esencial.
La composición bioquímica de las esencias puede variar teniendo en cuenta determinados factores como pueden ser: el tipo de suelo, las horas de sol que reciba la planta, la temperatura y humedad del clima, la altitud y latitud, la recolección, el método de obtención, etc.

Así, una misma especie vegetal puede sintetizar esencias con variaciones en su composición bioquímica, a estas distintas esencias se las denomina quimiotipos del aceite esencial.

Un ejemplo que me gusta comentar es que del mismo modo una misma cepa de viña no dará el mismo vino si es cultivada en Burdeos o en California.

Estos aceites esenciales obtenidos de una misma planta, pero con quimiotipos diferentes, pueden tener propiedades y toxicidades muy distintas. Véase por ejemplo:

  • Romero (Rosmarinus officinallis) QT verbenona, cultivado en Córcega: hepatoprotector e inmunoestimulante. Neurotóxico y abortivo a dosis altas.
  • Romero (Rosmarinus officinallis) QT cineol, cultivado en Marruecos: expectorante y antiinfeccioso. No presenta ninguna toxicidad en particular.
  • Romero (Rosmarinus officinallis) QT alcanfor, cultivado en el sur de Francia: miorelajante y antálgico. Neurotóxico y abortivo a dosis altas.

Estos aceites, por lo tanto, deberían estar quimiotipados, no sólo para conferirles una garantía de calidad, sino además para poder aprovechar mejor sus propiedades terapéuticas según la necesidad del momento.


PERFIL CROMATOGRÁFICO.-

Un estudio cromatográfico (cromatografía capilar en fase gaseosa) es la manera más fidedigna de valorar la composición de un aceite esencial, una vez extraído, para conocer su contenido en los diferentes componentes.
Cada componente está dotado de unas propiedades, siendo la combinación de los distintos componentes lo que determinará las características del aceite.

En el perfil cromatográfico se detalla todas las moléculas aromáticas que lo componen.

Los compuestos aromáticos son compuestos químicamente definidos, y son las propiedades de estos quienes determinan las indicaciones terapéuticas de los aceites esenciales.

La suma de las propiedades de los distintos constituyentes representa el conjunto de las virtudes propias de cada una de ellas.

Algunos aceites esenciales están constituidos únicamente por una sola molécula aromática, por ejemplo el palo de rosa, la gaulteria, la menta poleo, etc. A estos aceites se les denomina monomoleculares

El resto se denomina polimoleculares, pudiendo contener hasta 250 moléculas diferentes (el aceite esencial de geranio).


AROMATOGRAMA.-

Este método, está inspirado en la práctica de los antibiogramas.
Se trata de una técnica analítica in vitro llevada a cabo en laboratorio clínico para la comprobación de la actividad antimicrobiana de los aceites esenciales.

Se recogen muestras (orina, mucus, pus, frotis vaginal o heces) y se realiza un cultivo bacteriano en diferentes medios en placas petri.
En estas condiciones de cultivo óptimas los agentes patógenos se van a desarrollar rápidamente.

Sobre estas colonias microbianas se colocan varias series de pequeños discos de papel secante impregnados con diferentes aceites esenciales. Pasado un tiempo observamos como aparece un halo de inhibición alrededor de los discos que implica la destrucción de los patógenos y demostrando, de una manera clara, la actividad antibacteriana de los aceites utilizados.

En función del diámetro del halo de inhibición se clasifican los aceites esenciales en función de su espectro de actividad  antimicrobiana.

Si el halo mide 2-3 Sin títulomm se atribuye 2** al aceite esencial.
Si el halo mide más de 3 mm se atribuye 3 *** al aceite esencial.
y si no hay halo significa que no muestra ninguna actividad sobre el germen analizado.

La C.M. I hace referencia a la concentración mínima inhibitoria, en microbiología, es la concentración más baja de un antimicrobiano que inhibe el crecimiento visible de un microorganismo después de su incubación.
Indica el poder antiséptico y bacteriostático.

C.M.I (mg aaee/ml del medio)
La C.M.B indica la concentración mínima bactericida que permite destruir completamente una población bacteriana.

Ver también “Ejemplo de cultivo casero de estafilococos procedentes de raspado cutáneo canino”

Sin título


LAS FAMILIAS BIOQUÍMICAS.-

Sin títuloLa complejidad bioquímica que posee un aceite esencial hace que sean imposibles fabricarlos de manera artificial en un laboratorio.
Cuando hacemos referencia a las familias bioquímicas estamos hablando de los diferentes moléculas aromáticas que conforman los aceites esenciales, las cuales les proporcionarán unas u otras propiedades terapéuticas, así como también, unas precauciones específicas.

“Los aceites esenciales no son cuerpos simples, sino el ensamblaje  de diversas moléculas, teniendo cada una sus propiedades particulares”

Trabajaremos según el estudio de las relaciones estructura-actividad en un aceite esencial, consiste en analizar la naturaleza y la importancia entre las relaciones existentes entre, una parte: la estructura química, la conformación espacial y las influencias electrónicas de una molécula, y por otra parte: su actividad biológica.

A las propiedades derivadas de la familia química a la que pertenecen las moléculas aromáticas, debemos añadir las propiedades asociadas a la clase eléctrica, que veremos en otro apartado.

Una molécula aromática está constituida básicamente por un esqueleto hidrocarbonado, llamado cadena, al que se une un grupo funcional oxigenado.

 Fenoles aromáticos: C10H14O

Principales fenoles aromáticos:

  • Timol, carvacrol, eugenol, cavicol (ej: tomillo timol, orégano, clavo y albahaca). El eugenol es el más aconsejado para uso cutáneo.

Propiedades:

  • Positivantes+
  • Antiinfeccioso de amplio espectro:
    • Antibacterianos: bacterias gram+, gram-.
    • Antifúngico: levaduras, hongos.
    • Antiviral, inmunoestimulante.
    • Parasiticida: endoparásitos.
  • Tónico y estimulante general.

Perfil terapéutico:

  • Infecciones (sobre todo internas y ORL).
  • Deficiencias inmunitarias.
  • Desinfección general y asepsia.

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • Irritante para la piel (dermocáusticos), sobre todo el timol.
  • Diluidos en aceite vegetal concentración máxima 5-10% ara un uso cutáneo localizado.
  • Existen otros aceites esnciales con un perfil similar a los fenoles que no presentan agresividad dérmica. Les debemos dar prioridad.
  • No es aconsejable usarlos en difusores, pueden irritar las mucosas e incluso provocar quemaduras.

Principales aceites esenciales ricos en fenoles aromáticos:

  • (Incluyo los aceites esenciales que yo más utilizo, existen más que contienen esta estructura bioquímica)
  • Tomillo qt timol, orégano, ajowan, clavo de especias.
 Alcoholes monoterpénicos, terpénicos (o Monoterpenoles, terpenoles):C10H16O o C10H18O

Principales alcoholes monoterpénicos:

  • Terpineno-1,4-ol, α- terpineol, Linalol, geraniol, borneol, tuyanol, mentol, nerol, citronelol.

Propiedades:

  • Positivantes+
  • Antiinfeccioso de amplio espectro:
    • Antibacterianos: bacterias gram+, gram-
    • Antifúngico: levaduras, hongos.
    • Potente estimulante del sistema inmunitario.
  • Tónico y estimulante general.
  • Reequilibrante nervioso. Neurotónicos.

Propiedades específicas:

  • Tujanol 4: hepatoestimulante y regenerador hepatocitario.
  • Alfa terpineol: sedativo.
  • Mentol: vasoconstrictor.
  • Borneol: inmunomodulador, colerético.
  • Citronelol: insectífugo
  • Linalol: astringente, tónico cutáneo, sedativo.

Perfil terapéutico:

  • Infecciones ORL y dermatológicas.
  • Deficiencias inmunitarias.
  • Infecciones virales.
  • Trastornos nerviosos.
  • Desinfección general y asepsia.

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • Al contrario que los fenoles, y ya que comparten gran parte del perfil terapéutico, los alcoholes terpénicos son muy bien tolerados por la piel y las mucosas (incluso algunos se puede usar puros)
  • Los monoterpenoles son muy buenos desinfectantes y antiinfecciosos en dermatología.
  • No ejercen su acción por vía atmosférica. No suponen ningún problema, muchos aceites esenciales descongestionantes respiratorios son de todas maneras ricos en alcoholes monoterpénicos.

Principales aceites esenciales ricos en alcoholes monoterpénicos:

  • (Incluyo los  aceites esenciales que yo más utilizo, existen más que contienen esta estructura bioquímica)
  • Tomillo Qt tuyanol y Qt linalol, tomillo marroquí, mejorana, lavanda, árbol del té, ravintsara qt cineol, palmarosa, palo de rosa, eucalipto radiado y mirto común.
Los aldehídos aromáticos:

Principales aldehídos aromáticos:

  • Cinnamaldehído.

Propiedades:

  • Positivantes+
  • Antiinfeccioso de amplio espectro:
    • Antibacterianos
    • Antifúngicos
    • Antivirales
    • Antiparasitarios
  • Tónico general.

Principales aceites esenciales ricos en aldehídos aromáticos:

  • Canelas…

 Toxicidad:

  • Muy irritantes para la piel, concentración máxima 3-5%.
  • No usar en difusores.
 Los aldehídos terpénicos:

Estructura bioquímica:

  • Monoterpenol o aldehído terpénico.

Principales aldehídos terpénicos:

  • Citronelal, neral, geranial.

Propiedades:

  • Negativizantes+
  • Antiinfeccioso de amplio espectro:
    • Antibacterianos: bacterias gram+, gram-.
    • Antifúngico: levaduras, hongos.
  • Anti inflamatorio+
  • Calmante, relajante+
  • Repelente de insectos (citronelal).
  • Eupépticos.
  • Litolíticos.

 Perfil terapéutico:

  • Infecciones diversas: víricas y micóticas.
  • Patológicas reumáticas.
  • Relajación y bienestar.

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • Pueden resultar irritantes para la piel en aquellos seres que presenten hipersensibilidad a los aceites esenciales . Por seguridad podemos diluirlos en su aplicación: 20% si fuera solo, o 5-10% en sinergia con otros aceites esenciales.
  • Puede ser usados en difusor para repeler insectos o por su acción relajante.

Principales aceites esenciales ricos en aldehídos terpénicos:

  • (Incluyo los aaee que yo más utilizo, existen más que contienen esta estructura bioquímica)
  • Lemongrass, citronela, eucalipto azul, melisa, petitgrain (naranjo amargo hoja), verbena exótica y geranio (citronelal)
Las cetonas terpénicas:

Principales cetonas terpénicas:

  • Piperitona, mentona, verbenona, borneona (alcanfor), criptona, pulegona, italidiona.

Propiedades:

  • Negativizantes+
  • Mucolíticas.
  • Lipolíticas.
  • Antiparasitarias: endo y ectoparásitos.
  • Colagogas y coleréticas.
  • A dosis bajas: simpaticotónicas y estimulantes del sistema nervioso central.
  • A dosis altas: neurotónicas y estupefacientes.
  • Verbenona: mucolítica, antifúngica.

Perfil terapéutico:

  • Trastornos hepáticos.
  • Patologías respiratorias mucoproductivas.
  • Antihelmínticas: vermes.
  • Cicatrización de heridas.

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • No son dermocáusticas. Las cetonas se quedan retenidas en la piel por su afinidad a las grasas subcutáneas. Neurotoxicas .
  • Es muy desaconsejable utilizar las cetonas vía atmosférica, salvo el eucaliptus mentolado.
  • Abortivas (no usar en hembras gestantes).

 Principales aceites esenciales ricos en cetonas terpénicas:

  • Romero qt verbenona, qt alcanfor y qt borneona, siempreviva, menta piperita, eucaliptus mentolado, menta poleo, salvia (officinalis)
Los óxidos terpénicos:

 Principales óxidos terpénicos:

  • 1,8-cineol (eucaliptol), (ascaridol)

Propiedades:

  • Positivantes+
  • Descongestión respiratoria.
  • Mucolíticos.
  • Antifúngicos. Antivirales.
  • Estimulante del sistema inmunitario y imnunomodulador..
  • Antiparasitarias (sólo el ascaridol, no incluyo aceites esenciales con este compuesto)

Perfil terapéutico:

  • Congestión respiratoria.
  • Deficiencias inmunitarias, infecciones virales.
  • Antihelmínticas: ascaridol.

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • No son dermocáusticos.
  • Es desaconsejable utilizar los aceites esenciales con 1,8 cineol vía atmosférica puede irritar las mucosas respiratorias.  En el caso del eucaliptus globulus es aconsejable usarlo de excelente calidad y no con más de un 50% de 1,8 cineol.
  • El ascaridol es neurotóxico.

Principales aceites esenciales ricos en óxidos terpénicos:

  • (Incluyo los aceites esenciales que yo más utilizo, existen más que contienen esta estructura bioquímica)
  • Eucaluptus globulus, eucaliptus radiata, ravintsara qt 1,8 cineol, mirto verde qt cineol, laurel, romero qt cineol, niaulí qt cineol.
 Los fenoles metil-eter (fenil metil éter):

 Principales fenoles metil eter:

  • Metil cavicol (estragol), anetol, eugenol metil éter.

Propiedades:

  • Positivantes+.
  • Antiespasmódicas+
  • Antálgicas+.
  • Anti alérgicas (cavicol ME).
  • Antiparasitarias (ectoparásitos: pulgas, ácaros, piojos).
  • Antifúngicos.
  • Galactógeno (favorece la producción láctea), estrogen like (para-anol ME o anetol)

Perfil terapéutico:

  • Espasmos neuromusculares (tensión muscular, calambres)
  • Estimulación de la lactancia (anetol)
  • Alergias (preventiva también)
  • Pediculosis (infestación por piojos), pulicosis (infestación por pulgas)

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • Son bastante bien tolerados por la piel, pero es preferible diluirlos.
  • Su uso por vía atmosférica no tiene sentido.

Principales aceites esenciales ricos en fenoles metil eter:

  • (Incluyo los aceites esenciales que yo más utilizo, existen más que contienen esta estructura bioquímica.)
  • Albahaca exótica, estragón, laurel.
Los ésteres terpénicos:

 Principales ésteres terpénicos:

  • Acetato de linalilo, benzoato de benzilo, salicilato de metilo, acetato de nerilo, angelato de isobutilo, acetato de mirtelino.

Propiedades:

  • Negativizantes+
  • Anti inflamatorias.
  • Antálgicas.
  • Antiespasmódicas.
  • Calmante, sedativo, relajante.
  • Antidolor (benzoato de benzilo)
  • Regular cardiaco (acetato de linalino)

Perfil terapéutico:

  • Inflamaciones, sobre todo en dermatología.
  • Dolores reumáticos.
  • Estrés, ansiedad.
  • Espasmos musculares, calambres.
  • Desinfección general y asepsia.

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • Presentan un perfil tóxico claro. La gran mayoría son tolerados por la piel, simplemente tendremos que prestar atención en la aplicación de la gaulteria procumbens (contiene casi exclusivamente salicilato de metilo) y ver cómo reacciona la piel.
  • La vía cutánea es la mejor vía de administración de estas moléculas.
  • La difusión no es la mejor vía para utilizar estas moléculas. Aunque en el caso de la lavanda o el ylang ylang no podemos evitar la difusión de ésteres.

Principales aceites esenciales ricos en ésteres terpénicos:

  • (Incluyo lo aceites esenciales que uso en animales, existen más que contienen esta estructura bioquímica)
  • Lavanda, lavandín, petitgrain, ylang ylang, gaulteria, siempreviva, manzanilla romana, mirto qt acetato de mirtelino, bálsamo del Perú, geranio, laurel, manzanilla romana, menta piperita.
 Los terpenos: (monoterpenos):

 Principales terpenos:

  • Limoneno, α pineno, γ terpineno, paracimeno.

Propiedades:

  • Positivantes+
  • Descongestionantes respiratorios.
  • Tónicos (digestivo y linfotónico) y estimulantes generales.
  • Antisépticos atmosféricos.
  • Hormona like (Procura un balance hormonal óptimo).
  • Cortison like.
  • Antálgico percutáneo (paracimeno).

 Perfil terapéutico:

  • Descongestión venosa y linfática.
  • Apetitivos (anorexia).
  • Verrugas (esencia de limón).
  • Desinfección atmosférica en difusión.
  • Dolores reumáticos (paracimeno)

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • En estado puro son susceptibles de provocar irritación en la piel, variable en función de la sensibilidad de cada individuo. Y teniendo en cuenta que son muy abundantes en las cascaras de los cítricos (fotosensibles), se ruega poner atención en su aplicación.
  • Es preferible diluirlos al 25-30% para evitar irritaciones.
  • Por vía atmosférica ningún problema.

Principales aceites esenciales ricos en terpenos:

  • (Incluyo lo aceites esenciales que uso en animales, existen más que contienen esta estructura bioquímica.)
  • Todas las esencias de los cítricos (limón, mandarina, naranja dulce, bergamota, etc), abeto negro, pino silvestre.
  • Paracimeno: timus vulgaris qt paracimeno, ajowan.
 Los sesquiterpenos : C15H24

 Principales sesquiterpenos:

  • Camazuleno, cariofileno, cadineno, humuleno.

Propiedades:

  • Negativizantes+
  • Anti inflamatoria.
  • Antipruriginoso, antialérgico+.
  • Descongestionante venoso y linfático+.
  • Calmante y relajante.

 Propiedades específicas:

  • Camazuleno: antiflogístico, antihistamínico, antipruriginoso.
  • Humuleno: antitumoral
  • Cariofileno: antiinflamatorio potente.

Perfil terapéutico:

  • Inflamaciones dermatológicas.

Picazón, prurito, alergias cutáneas severas.

  • Congestión venosa y linfática.
  • Ansiedad, estrés.
  • Estimulación de glándulas digestivas.

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • Bien tolerado por la piel.
  • Ningún problema en vía atmosférica.

Principales aceites esenciales ricos en sesquiterpenos:

  • (Incluyo lo aceites esenciales que uso en animales, existen más que contienen esta estructura bioquímica.)
  • Manzanilla romana, clavo de especias, ciprés, tanaceto, katafray, cedro, pachuli e ylang ylang.
 Las lactonas sesquiterpénicas:

Propiedades:

  • Positivantes+
  • Mucolíticas, expectorantes
  • Antifúngicas.
  • Colagogas y coleréticas.

Principales lactonas sesquiterpénicas:

  • Patologías mucoproductivas (sinusitis, rinitis, bronquitis, etc.), efisema.

Principales aceites esenciales ricos en lactonas sesquiterpénicas:

  • Olivardilla (Inula graveolens)
Las ftalidas:

Principales ftalidas:

  • Lingustilido, sedanólido.

Propiedades:

  • Drenantes y detoxificantes hepato-renales.
  • Estimulantes hepato-pancreáticos.

Perfil terapéutico:

  • Drenaje del hígado y riñones.
  • Manchas cutáneas.
  • Mejora del paciente en general.

Perfil toxicológico a nivel cutáneo y atmosférico:

  • Su uso es casi por vía oral.
  • Su uso por vía atmosférica está desaconsejada por su desagradable olor.

Principales aceites esenciales ricos en ftalidas:

  • Levístico, apio y mirra.

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS DE LOS ACEITES ESENCIALES.-

Cada una de las diferentes familias bioquímicas que conforman los aceites esenciales presentan propiedades propias de cada una y cada aceite esencial poseerá un porcentaje de estas propiedades.
Nosotros asociaremos varios aceites esenciales para que de esta manera podamos conseguir unificar las propiedades terapéuticas que deseemos, es decir, cada aceite esencial reforzará y completará la actividad de los otros. 

Los aceites esenciales comparten unas propiedades comunes, son todos: antisépticos, antimicrobianos, antiinfecciosos, desintoxicantes, revitalizantes, reguladores del sistema nervioso y hormonal.

La acción antiinfecciosa (como antibióticos naturales) de los aceites esnciales es eubiótica, es decir, favorece el retorno a la vida. Muchos estudios demuestran su respeto por la flora intestinal.

  • Acción antibacteriana.-

En 1979, Paul Belaiche publica su libro “Tratado de fitoterapia y aromaterapia”, en el cual describe el método de realización del aromatograma (es simplemente la aplicación de los principios analíticos de antibioticograma pero sustituyendo los antibióticos por aceites esenciales). La finalidad es determinar el poder antibacteriano de los aceites esenciales.
Actualmente también se han descubierto aceites esenciales con propiedades bacteriostáticas y bactericidas.

 ¿Cómo actúan los aceites esenciales sobre las bacterias? Los aceites esenciales ocasionan lesiones irreversibles en la pared de las bacterias, haciendo que pierdan materia del citoplasma,  sales como potasio, (provocando la entrada de agua y el posterior estallido de la bacteria), así como pérdidas de sustratos energéticos (glucosa y ATP). Esto evidentemente, provoca la lisis de la bacteria y su muerte.

También actúan inhibiendo la producción y la acción de toxinas bacterianas (responsables de los procesos infecciosos).

El uso de aceites esenciales en contraposición al de antibióticos tiene la ventaja de que los primeros, se focalizan únicamente en la destrucción de bacterias. Los aceites esnciales son eubióticos (favorecen la vida).

Las moléculas con mayor poder antibacteriano son el carvacrol, el timol, el eugenol, el aldehído cinámico, el geraniol, linalol, tujanol, terpineol, mentol, neral, geranial, citronelal o cuminal. Para estados infecciosos mucopurulentos las cetonas presentan gran interés como la verbenona, criptona piperitona o la mentona.

Ver también “Ejemplo de cultivo casero de estafilococos procedentes de raspado cutáneo canino”

  • Acción antifúngica.-

Las moléculas aromáticas que destacan por su acción antibacteriana se presentan igual de activas sobre hongos y levaduras. Sin embargo, en este último caso, el tratamiento será más prolongado.

El hongo más conocido, y causante de la mayor parte de las micosis, es la Candida albicans. Se trata de un organismo unicelular provisto de una membrana y un núcleo, lo mismo que las bacterias, luego, el modo de actuación de los aceites esenciales será similar:

Se altera la permeabilidad de la membrana, produciendo cambios en su funcionamiento, esto tiene lugar a causa de: un cambio del gradiente del ph del medio, al inhibir su respiración mitocondrial y la producción de energía (Carson C.F. 2.006).

En este artículo del doctor K.A. Hammer et al. 1.998, titulado “In vitro activity of essential oils, in particular Melaleuca alternifolia oil and tee trea oils products, against ssp. “, queda reflejada, bajo la fiabilidad que reportan los estudios científicos, la actividad antifúngica de los aceites esenciales:

http://jac.oxfordjournals.org/content/42/5/591.short

También cabe hacer mención a los estudios de Carson C.F et al., 2.006, sobre el aceite esencial de Melaleuca alternifolia publicados en: “A review of antimicrobial and Other Medical properties. Clinical Microbiol”. Rev., 19 (1), 50-62

En esta otra tabla, podemos comprobar cómo el aceite esencial del árbol del té (TTO) posee un amplio espectro de acción antifúngica. Actúa sobre gérmenes como la Malassezia, el Microsporum canis o el Trychophyton, responsables de un gran número de patologías cutáneas caninas y felinas.

http://cmr.asm.org/content/19/1/50.full?eaf

Ver también ” Acción antifúngica de los aceites esenciales en animales”

  • Acción antiviral.-

Los aceites esenciales constituyen una verdadera alternativa para tratar los problemas de origen viral. Las moléculas aromáticas pertenecientes a diferentes familias bioquímicas han revelado in vitro su actividad antiviral. Así, por ejemplo, la asociación de cineol-monoterpenol es muy útil para el tratamiento de patologías virales respiratorias. Otro ejemplo de asociación molecular efectiva es la del óxido linalol-linalol, ésta resulta realmente eficaz en el tratamiento de patologías virales de las vías respiratorias bajas. Otras moléculas aromáticas responsables de la actividad antiviral son: los fenoles (carvacrol, timol, eugenol), los aldehídos terpénicos (neral, geranial) y los aldehídos aromáticos (cinnamaldehído)

Determinados aceites esenciales poseen la sorprendente capacidad de fijarse en la membrana externa del virus (la cápsida proteica) y destruirla, de esta manera, quedan libres las partículas virales que serán detectadas y destruidas por el sistema inmunitario. Este modo de actuación será de manera directa, ya que también podemos ejercer una acción indirecta mediante el uso de aceites esenciales que estimulen en sistema inmunitario (inmunoestimulantes).

Los aceites esenciales son capaces de destruir partículas virales en concentraciones del 1% incluso del 0,1%, lo que hoy en día no se ha conseguido con el uso de ninguna droga sintética.

En el caso de los estudios realizados por Minami, M. et al., 2003, y publicados en: Th Inhibitory Effect of Essetial Oils on Herpes Simplex Virus Type-1 Replication In vitro. Microbiol. Immunol., 47 (9), 681-684. En el uso de aceites como el del árbol del té, eucaliptus o menta, sobre este tipo de virus, únicamente han sido necesarias concentraciones muy bajas, del orden del 0, 001%.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14584615?dopt=Abstract

  • Acción antiparasitaria.-

Parásitos externos e internos.

Los fenoles, al igual que son altamente efectivos contra las bacterias, también muestra una acción potente contra los parásitos. También los alcoholes terpénicos, algunos óxidos como es ascaridol y determinadas moléculas cetónicas son bastante efectivos contra los parásitos externos e internos.

Su modo de acción es doble: algunas moléculas aromáticas destruyen los parásitos “quemando” su sistema respiratorio (fenoles aromáticos y óxidos terpénicos), y otras (fenoles metil éter, cetonas terpénicas, lactonas sesquiterpénicas) actúan induciendo a una parálisis de los parásitos sobreviniendo su muerte. Actúan de la misma manera que los antiparasitarios comerciales pero sin miedo a toxicidad y efectos secundarios.

Como buenos insectífugos e insecticidas podemos tener la citronela (citronela), el eugeniol del aceite esencial de clavo o el alcanfor o el aldehído cinámico de la canela.

El aceite esencial de clavo de especias a una concentración del 0,5%: ácaros psoroptes cuniculi (produce un tipo de sarna sobre todo en conejos), también es efectivo contra el ácaro Sarcoptes scabiei causante de la sarna sarcóptica.

Ver ejemplo de “Tratamiento de sarna sarcóptica en perro”

Los aceites con 1,8 cineol: pediculus capitatus (piojos) y sus larvas (mirto verde QT 1,8-cineol)
El aceite del árbol de té sobre una garrapata la anestesia en pocos minutos y permite su extracción de manera segura.

  • Acción antiinflamatoria, antiflojística y antihistamínica.-

Generalmente la inflamación es un proceso que suele iniciarse a causa de un proceso infeccioso, un traumatismo articular o circulatorio.
Los aceites esenciales puedes recibir o dar electrones, lo veremos más adelante cuando hablemos sobre sus propiedades eléctricas.
Los puntos inflamatorios calientes tienen un excedente de cargas positivas, las moléculas aromáticas negativizantes cederán sus cargas negativas para compensar este exceso de cargas positivas, como son el camazuleno o el alfa bisabolol del aceite esencial de manzanilla.

El camazuleno y el dihidroxicamazuleno actúan como poderosos antihistamínicos en determinadas formas de alergias.

  • Acción antálgica y antiespasmódica.-

 Algunas moléculas aromáticas bloquean la señal de dolor al cerebro (fenol-metil-eter). El dolor también puede cesar por el enfriamiento brusco creando una anestesia por frío (menta), o bien, el caso contrario, por el aumento de calor se acelera la circulación por un efecto vasodilatador y facilita la evacuación de toxinas en el origen del dolor (clavo de especias o gaultheria).

El eugenol contenido en el aceite de clavo o en el de laurel también es conocido por su eficacia en las odontalgias.

El paracimeno es un antálgico percutaneo muy útil contra los dolores tendino-musculares y osteo-articulares.

Por otro lado, todas las moléculas con acción rubefaciente cutánea  poseen una acción analgésica, los aldehídos y los fenoles entrarían en este grupo.

Algunas moléculas poseen acciones sedativas, soporíferas o preanestésicas, algunos de los aceites esenciales en las que podemos encontrarlas son la manzanilla, el ylang ylang, las hojas de mandarina o el fruto y las hojas de la bergamota, por ejemplo.

El azuleno y camazuleno son capaces de calmar los dolores asociados al prurito.

Y los hidrolatos de manzanilla y mirto son idóneos para calmar dolores asociados a estados inflamatorios oculares.

  • Acción sedativa y calmante.-

Los aceites esenciales van a influir  sobre el sistema nervioso central y autónomo, como desestresantes, relajantes o sedativos naturales.

Actúan moléculas como los aldehídos terpénicos, y más concretamente los citrales (nerol, geraniol) (hierbaluisa).

Algunos ésteres terpénicos (camomila romana) ejercen una acción calmante directa sobre el sistema nervioso central.

Los esteres aromáticos actúan sobre el sistema nervioso autónomo estimulando el sistema nervioso parasimpático (ésteres encontrados en la lavanda y lavandin y ésteres nítricos como el de la esencia de mandarina), denominados parasimpaticotónicos,  e inhibiendo  el sistema nervioso simpático (origanum mejorana), denominados simpaticolíticos.

Los alcoholes monoterpénicos también equilibran el sistema nervioso, actúan como estimulantes y calmantes en función del estado del individuo.

Algunos terpenoles como el terpineno-1,4-ol o el linalol son usados en masaje para relajar y mejorar los problemas de insomnio.

La lavando está compuesta por cerca de 80% de esteres terpénicos (acetato de linalilo) y linalol, de ahí que sea el aceite más eficaz en cuanto a calmante y desestresante.

  •  Acción mucolítica, broncodilatadora y expectorante.-

Las cetonas y las lactonas, como la verbenona, criptona, tujona, mentona, piperitona, etc, son las más eficaces en este campo pero se debe prestar atención a sus efectos secundarios. Debemos pues fijarnos en el tipo de molécula, la dosis y la vía de administración.

Los aceites esenciales ricos en 1,8 cineol (eucaliptol), como son el eucalipto globulus y radiata o el romero QT cineol, presentan importantes propiedades expectorantes.

  • Acción inmunoestimulante.-

Generalmente los aceites esenciales antiinfecciosos son también inmunoestimulantes. De esta manera el animal también será más resistente a las futuras agresiones, hecho que es justamente contrario en los antibióticos.

  • Acción desodorizante.-

Las propiedades antisépticas de numerosos compuestos aromáticos les confieren propiedades desodorizantes.

  • Acción flebotónica y linfotónica.-

Las moléculas sesqui y diterpénicas son activadoras de la circulación venosa. Los monoterpenoles tienen propiedades drenantes del sistema linfático. El aceite esencial de ciprés posee ambas propiedades, tanto flebotónicas como linfotónicas.

  • Acción endocrinoreguladora.-

Algunas estructuras moleculares aromáticas son análogas a estructuras moleculares estrogénicas (estrogen like), de este modo, el esclareol, viridiflorol y el trans-anetol presentan un gran interés en el tratamiento de patologías endocrinas femeninas.

Los compuestos terpénicos del Pinus sylvestris y del Picea mariana actúan también como miméticos de la cortisona (cortison like) en el tratamiento de patologías sobre todo osteoarticulares.

  • Acción hemostática.-

Los compuestos sesqui y diterpénicos poseen propiedades hemostáticas, podemos encontrarlos en el aceite esencial de jara (Cistus ladaniferus) y de geranio (Perlagonium x asperum)

  • Acción eupéptica y carminativa.-

Existen diversas moléculas aromáticas capaces de estimular el apetito (aperitivas) y facilitar la digestión, así por ejemplo, el cuminal estimula las glándulas digestivas y junto al anetol posee propiedades carminativas conocidas.

  • Acción cicatrizante.-

Las cetonas poseen un poder cicatrizante capaz de acelerar la rapidez de la reparación de los tejidos.


PROPIEDADES ELÉCTRICAS DE LAS MOLÉCULAS AROMÁTICAS.-

Actividad energética de las moléculas aromáticas:

  • Aportando electrones: negativizantes.

Las moléculas negativas son antiinflamatorias, calmantes (del sistema nervioso, inmunomoduladoras, etc) y antiespasmódicas. Actúan de manera similar a la negativización natural, negativización eléctrica e ionización atmosférica.

  • Captando electrones: positivizantes.

Las moléculas aromáticas positivas que actúan captando electrones o bien dando protones, ayudan a reforzar la energía vital, presentan un gran poder tónico y estimulante general, aunque cada una de ellas posee un tropismo en particular: cardiotónicas, inmunoestimulantes, enterotónicas, neurotónicas, flebotónicas, etc.

  • Aportando protones: acidificantes.

Podemos clasificar las moléculas en:

  • Negativas – / 10
  • Medianamente negativas –
  • Muy negativas —
  • Positivas +
  • Medianamente positivas ++
  • Muy positivas+++

Por ejemplo, el linalol tiene una carga de -5·10-11, luego es muy positivo.

Los citrales geranial y neral tienen +5·10-12, luego es negativo medio.

En cuanto a su hidrosolubilidad, algunas moléculas se comportan de manera apolar (compuestos terpénicos) o polar.

Estas propiedades físico químicas de los aceites esnciales influirá en las propiedades biológicas paso trans cutáneo y epitelial, paso trans membrana, etc.

A estas propiedades eléctricas debemos sumar las propiedades asociadas a la familia química a la que pertenecen las moléculas aromáticas.

Ionización atmosférica.-

La ionización atmosférica natural sufre una creciente alteración, bien procedente del exterior (polución), o en el interior de los locales, procedente de numerosos factores como la climatización, humidificadores, tabaco, radiadores, etc. En ambientes industriales el fenómeno se intensifica.

El equilibrio existente entre iones negativos y positivos está roto y beneficiado por los positivos: desvitalizantes.

Estudios de Abbé Bertholllon, Kruger o Buvet , hablan sobre los beneficios de los iones negativos para la salud.

Por lo tanto, la difusión atmosférica de los aceites esenciales puede resultar un método muy útil añadiendo al ambiente partículas aromáticas negativizantes en suspensión.


CONSEJOS DE USO, PRECAUCIONES Y TOXICIDAD.-

“Todo es veneno, nada es veneno. La diferencia está en la dosis”. Paracelso

Como ya hemos visto, los aceites esenciales son muy activos y concentrados en principios activos, en función de su composición bioquímica, bien sea teniendo en cuenta el porcentaje o el contenido de determinadas moléculas aromáticas, la dosis, el modo, el tiempo de administración y la toxicidad de cada aceite será diferente.
La mayor parte de ellos no presentan ningún tipo de toxicidad en dosis terapéuticas y en el tiempo de uso adecuado.

Las precauciones que debemos tomar para el uso de aceites esenciales en animales serán las siguientes:

  • Jamás inyectar aceites esenciales, sea cual sea la vía, intravenosa, intramuscular o subcutánea.
  • Utilizar siempre aceites de alta calidad, quimiotipados, 100% puros, completos y naturales.
  • No aplicar aceites esenciales puros en mucosas, ojos, orejas y zona ano-genital. En este caso limpiar con un aceite vegetal y abundante agua tibia.
  • Mantener los frascos cerrados herméticamente. Lejos de la luz y el calor.
  • No utilizar durante el embarazo y la lactancia en animales, sobre todo aceites esenciales que contengan cetonas o compuestos estrogénicos.
  • En caso de ingestión accidental ingiera o aplique un aceite vegetal para diluir los aceites esenciales y acuda al centro veterinario.
  • Neurotoxicidad: sobre todo las cetonas y lactonas, al ser lipolíticas también vas a destruir las vainas de mielina de las neuronas, así mismo, pueden ser abortivas. Su toxicidad dependerá de la vía de administración, de la dosis y del tipo de cetona.
  • Dermocausticidad: sobre todo fenoles, aldehídos aromáticos y fenoles metil-éter. Normalmente será necesario diluirlos.
  • Hepatotoxicidad: en fenoles administrados en altas dosis y durante largos periodos.
  • Nefrotoxicidad: los terpenos pueden resultar nefastos administrados el largos periodos de tiempo para aquellos sujetos sensibles.
  • Fotosensibilidad: sobre todo las cumarinas contenidas en las esencias de los cítricos aplicadas por vía cutánea.
  • Alergia: las lactonas y el aldehído cinamaldehído pueden provocar reacciones alérgicas. Algunos aceites esenciales aplicados durante un largo periodo de tiempo puede también resultar alergizantes. Algunos animales pueden resultar alérgicos a los aceites esenciales, se recomienda hacer una prueba cutánea en una pequeña zona 48 horas antes de su aplicación.
  • Los sesquiterpenoles son estrogénicos (strogen-like), por ello, no se deberán administrar en aquellos animales que presenten tumores mamarios.
  • Precauciones en los gatos: los gatos son hipersensibles a los olores, por ello, se deberá comenzar con una dosis muy pequeña para habituarlo y no saturar el órgano vomeronasal.
    En cuanto a la administración por vía oral se deberán tomar precauciones, ya que el hígado de los gatos no metaboliza igual que otros animales los aceites esenciales al carecer de la enzima hepática glucoronil transferasa, lo que impide su correcta eliminación, por ello, se han de administrar durante periodos muy cortos y realizar ventanas terapéuticas. También se deberá tener en cuenta la edad, el aceite utilizado, la afección, etc.
    Ver también “Aceites esenciales y su uso en gatos”

PRUEBA CUTÁNEA.-

Antes del uso de un aceite esnciales se recomienda realizar una prueba cutánea para evitar posibles reacciones alérgicas.

Para ello, ponemos una gota de aceite diluido en 1 ml de aceite portador en una bolita de algodón y lo aplicamos en una parte fina de la piel, como puede ser la cara interna de la pata posterior (zona inguinal) en animales. Una vez aplicado, se cubre con un esparadrapo o tirita y se deja transcurrir unas horas. Siempre que la piel de la zona presente enrojecimiento, picor, o cualquier otra reacción anómala, este aceite no debe usarse.

Otra manera es aplicar una gota de aceite esencial junto a una gota de aceite vegetal y dejar pasar unos minutos para ver la reacción.


 

 VEHÍCULOS Y SOPORTES DE LOS ACEITES ESENCIALES.-
  • Puros.-

El uso de aceites esenciales puros es una práctica bien tolerada por la piel, sin embargo, debemos contemplar que algunos aceites esenciales contienen moléculas aromáticas que pueden resultar irritantes en contacto o fotosensibles. Es el caso de los fenoles, los aldehídos aromáticos o los cítricos.

Podemos aplicarlos en una zona localizada, eso sí, evitando siempre el contacto con ojos, mucosas, oídos y órganos genitales.
También tenemos que tener precaución y evitar que el animal se lama la zona en la que hayan sido aplicados.
No aconsejo aplicar aceites esenciales puros, sin tener pleno conocimiento de sus aplicaciones y precauciones.
Nosotros mayormente trabajaremos con los aceites esenciales diluidos en aceite vegetal u otro vehículo portador.

  • En aceite vegetal.-

Es el mejor vehículo para su disolución por razones de miscibilidad.
Pueden proceder de primera presión en frío o de maceración de plantas (oleatos).
Las paredes celulares están constituidas principalmente de lípidos, de ahí la importancia de éstos.

Los aceites esenciales son lipófilos y penetran muy fácilmente en las diferentes capas de la epidermis y de la dermis antes de pasar al torrente sanguíneo.

La presencia de los aceites esenciales en sangre aparece aproximadamente 15 minutos después de su aplicación en la piel.

Los aceites vegetales son excelentes vehículos, ya que se disuelven perfectamente y además, evitan la acción agresiva ocasional de determinadas moléculas aromáticas.
También los aceites vegetales van a contribuir en los beneficios de la piel, eligiendo uno otro según la finalidad que deseemos.

Los aceites más utilizados serán: almendras dulces, avellana, jojoba, ricino, árnica o hipérico, según finalidad.
Poned atención en la capacidad de rancidez u oxidación de los aceites vegetales.

  • En ungüentos o bálsamos.-

Para su elaboración utilizo como base generalmente una cera vegetal combinada con mantecas vegetales, como puede ser de karité, cacao, mango, etc.

Este preparado nos permite que los aceites esenciales permanezcan más tiempo sobre la epidermis, y junto a las propiedades de la ceras y de las mantecas, creamos una excelente sinergia.

Habitualmente lo utilizo en diferentes dermatosis, en la elaboración de bálsamos plantares y nasales y/o en la aplicación de zonas locales.

  • En emulsiones: cremas.-

Generalmente me gusta que la crema base sea preparada por nosotros mismos a base de una fase oleosa y una fase líquida adecuadas según el tratamiento que necesitemos. La ventaja es que podemos elaborar una crema totalmente natural y sin sustancias de origen sintético.

Esta crema permite perfectamente la adición de los aceites esenciales que se incorporarán en su fase oleosa al ser afines a ésta.

A diferencia de los ungüentos o bálsamos es que la crema deja una menor sensación grasa y posee además propiedades hidratantes.

  • En soluciones hidroalcoholicas y aerosoles.-

Esta forma de aplicación es ideal para la realización de disoluciones limpiadoras, ectoparasiticidas y/o perfumes.

Otros vehículos portadores que podemos utilizar son geles vegetales, como el de áloe vera, aguas gelificadas con gomas naturales (agar agar, xantana, guar, etc)  y/o geles y champús.


VÍAS O MÉTODOS DE APLICACIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES.-

Existen varias vías o métodos de aplicación de los aceites esenciales: vía oral, vía cutánea (aplicación local, por cercanía, perfusión aromática) y/o vía respiratoria (difusión atmosférica)

  • Interfaz de aplicación de los aceites esenciales por vía cutánea.-

Los aceites esenciales son lipofílicos, luego tendrán afinidad con la piel.

Una vez que atraviesan la piel, vía transepidérmica (por los poros) o por los anexos (glándulas sudoríparas y folículo piloso), llegan hasta la epidermis y pasarán de este modo al torrente sanguíneo: es lo que se conoce como perfusión aromática (actúa de manera sistémica)

 “Marguerite Maury, en sus consultas, observo que dando masaje al cuerpo con aceites aromáticos se podían combinar los efectos de los aceites esenciales con los efectos beneficiosos del masaje mismo. Al principio la doctora Maury recetaba a sus clientes la inhalación de las esencias, pero comprobó que se trataba de una forma de tratamiento temporal y poco satisfactorio. No la convencía la administración interna de los aceites esenciales, pero se dio cuenta de que podían penetrar en el cuerpo por la piel, y escribió: “ Si pudiésemos lograr que la sustancia odorífera penetrara directamente a través de la piel en los espacios extracelulares y de ese modo en los líquidos orgánicos que bañan las células, si pudiéramos difundir esta sustancia fluida dentro de un tiempo razonable y a un ritmo razonable, sería posible establecer un tratamiento nuevo y hallar un método nuevo. Éste por lo menos seria seguro, eficaz y no entrañaría peligro alguno.” La penetración cutánea de los aceites esenciales es una cosa más lenta y difusa y por lo mismo más segura que su inhalación o digestión.”

También podemos trabajar de manera local cuando la aplicación sea para tratar una dolencia en una zona concreta.

  • Interfaz de aplicación de los aceites esenciales por vía respiratoria: difusión atmosférica y olfactoterapia.-

“Del olor a la emoción”

A través del sentido del olfato se captan las moléculas aromáticas. Los aromas naturales influyen poderosamente sobre la conducta desencadenando reacciones emocionales.

Las partículas de aceite esencial inhaladas entran en contacto con las células receptoras del sistema olfatorio, quienes registran la información que reciben de los aromas y la trasmiten a través del bulbo olfatorio que forma parte del sistema límbico (dónde el animal gestiona las emociones).

Aquí la información se envía en forma de mensajes electroquímicos hacia el área del cerebro asociada con la olfacción. Estos impulsos estimulan la liberación de sustancias neuroquímicas que pueden tener efectos sedantes, relajantes, estimulantes o euforizantes, como pueden ser endorfinas, dopamina, serotonina, etc.

Como podemos ver, la información olfativa va directamente al sistema límbico, el resto de sentidos son filtrados en la corteza cerebral.

El cerebro puede enviar además, otros mensajes a zonas del organismo en las que se observarán los efectos físicos de los aceites. Las partículas aromáticas también atraviesan las fosas nasales y llegan a los pulmones, por lo que es innegable que pueden ser aprovechadas las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales en el tratamiento de patologías ORL: rinitis,  neumonías, bronquitis, asma, tos de las perreras, etc., así como, para la inducción a estados de relajación.

Para esta vía de aplicación lo más aconsejable es el uso de difusores atmosféricos con los que además aprovecharemos sus propiedades humidificadoras de las vías respiratorias.

Leer también ¿Cómo actúan los aceites esenciales al ser respirados?


 

 

 

 

 

 

 

Anuncios