Cicatrización de herida

En primer lugar podemos limpiar la herida con una mezcla de hidrolato de lavanda y de camomila al 50%.

Para tratar la herida se deberá hacer una fórmula con aceites esenciales que presenten propiedades antisépticas, antálgicas, antiinflamatorias, antibacterianas, cicatrizantes, regenerantes y/o hemostáticas.

Entre los posibles aceites esenciales que podemos utilizar entrarían los siguientes:

  • Con propiedades cicatrizantes: jara, geranio, mirra, mirto…
  • Con propiedades antibacterianas o antisépticas: palmarrosa, palo de rosa, tomillo linalol, árbol del té, laurel, clavo…
  • Con propiedades antáligas: laurel, ylang ylang, menta, espliego, palmarrosa, manzanilla romana, siempreviva…
  • Con propiedades antiinflamatorias: lavanda, lavandín, manzanilla romana, siempreviva, árbol del té…
  • Con propiedades hemostáticas: jara y geranio.

Como aceite vegetal portador de elección sería el oleato de hipérico que tiene propiedades cicatrizantes, antálgicas y vulnerarias, así como el aceite de calófilo.

También podemos utilizar tinturas madre como:

  • Tintura de centella asiática: antiinflamatoria, regenerante.
  • Tintura de caléndula: antiinflamatoria, cicatrizante, regenerante, vulneraria.
  • Tintura de equinacea: antiséptica, inmunoestimulante.
  • Tintura de hamamelis:  antálgica y hemostática.

Podemos elegir diferentes vectores galénicos, es decir, diversos excipientes que contengan estos principios activos. Podemos realizar el preparado bien, en forma de crema, pomada, ungüento, gel, cataplasma de arcilla, aceites aromaterapéuticos, etc.

FORMÚLA 1: aceite aromaterapéutico

Es el más sencillo de los preparados, se trata de elaborar lo que yo denomino un aceite aromaterapéutico, es decir, mezclar los aceites esenciales elegidos en un aceite vegetal portador, en este caso, aceite de calófilo u oleato de hipérico.

Para preparar una fórmula de 100 ml:

  • aaee de árbol del té 2%= 2 ml= 50 gotas
  • aaee palmarrosa 1%= 1 ml= 25 gotas
  • aaee jara 1% = 1 ml= 25 gotas
  • aaee lavanda 3%= 3 ml= 75 gotas
  • aaee mirra 1%= 1 ml= 25 gotas
  • Oleato de hipérico 92%= 92 ml

Lo podemos introducir en un frasco de cristal opaco con gotero o spray.


FÓRMULA 2: Ungüento o pomada

En este caso realizaremos el preparado en forma de pomada o ungüento. para ello añadiremos a la misma fórmula anterior una cera, el proceso sería el siguiente:

Ingredientes para 100 gr:

  • aaee de árbol del té 2%= 2 ml= 50 gotas
  • aaee palmarrosa 1%= 1 ml= 25 gotas
  • aaee jara 1% = 1 ml= 25 gotas
  • aaee lavanda 3%= 3 ml= 75 gotas
  • aaee mirra 1%= 1 ml= 25 gotas
  • Oleato de hipérico 86%= 86 ml
  • Cera vegetal candelilla (vegana),/de abeja (no vegana) 6%= 6 gr

Elaboración:

  1. Fundimos al baño María la cera junto al aceite de hipérico.
  2. Una vez fundida, hacia los 60º, retiramos del fuego y añadimos los aceites esenciales.
  3. Envasamos en un recipiente de cristal y dejamos enfriar.

FÓRMULA 3: gel hidrófilo

Ahora elaboraremos el preparado  en forma de gel, para ello utilizaremos una base de gel vegetal de aloe vera al 99% de pureza, si es elaborado de manera natural a partir de la planta por nosotros mismos sería lo ideal.

En este preparado nos limitaremos únicamente a mezclar los ingredientes.

  • aaee de árbol del té 2%= 2 ml= 50 gotas
  • aaee palmarrosa 1%= 1 ml= 25 gotas
  • aaee jara 1% = 1 ml= 25 gotas
  • aaee lavanda 3%= 3 ml= 75 gotas
  • aaee mirra 1%= 1 ml= 25 gotas
  • Tintura madre de centella asíatica 2%= 2 ml= 50 gotas
  • Gel aloe vera 90%= 90 ml

 Fórmula 4: en crema (linimento oleocalcáreo)

Esta fórmula para mi gusto, junto con el ungüento, es el preparado que más me gusta y el que más suelo realizar para estos casos.

Antes de nada explicaré qué es el linimento oleocalcáreo, ya que será la base para nuestra fórmula.

Linimento oleocalcáreo:

Se trata de un preparado ya realizado en la Edad media, considerado como un remedio “curalotodo”. Es una receta tradicional a base de agua de cal y aceite vegetal, al cual se le añadía cera pura de abejas para emulsionarlos, es decir estabilizarlos sin que se separen entre ellos.

Tiene propiedades antisépticas, calmantes, antiinflamatorias, regenerantes y cicatrizantes, nutritivas e hidratantes. Por si sólo ya presenta múltiples aplicaciones: quemaduras, irritaciones, alergias, escoceduras, úlceras, eccemas, costras, eritemas, hongos, etc. Además al añadir aceites esenciales podemos aumentar el número de propiedades terapéuticas, también podríamos añadir extractos y tinturas vegetales.

Para prepararlo necesitamos:

  • Aceite vegetal (en este caso utilizaremos de oliva o hipérico) 47%
  • Agua de cal* 47%
  • Cera vegetal candelilla (op. vegana) de abeja (op. no vegana) 6%

Elaboración:

  • Se calienta la cera al baño María y se añade el aceite vegetal, una vez fundida la cera se retira del fuego y se añade el agua de cal poco a poco mientras batimos con una batidora hasta que emulsione.
  • Añadimos los aceites esenciales que deseemos y envasamos.

Elaboración del agua de cal:

La cal (óxido de calcio) proviene de la calcinación de roca caliza.

Cal + agua = cal apagada o hidróxido de calcio/cal hidratada, pasta de cal. Solución saturada de hidróxido calcio.

  • Agua destilada 80%
  • Hidróxido de calcio/pasta de cal 20%

Mezclamos el agua con la pasta de cal o cal apagada. Dejamos reposar 6 horas, filtramos  con un papel secante y envasamos en una botella.

Una vez ya realizado el linimento oleocalcáreo como base del preparado, únicamente se trata de introducir los aceites esenciales.

Ingredientes para 100 gr:

  • aaee de árbol del té 2%= 2 ml= 50 gotas
  • aaee palmarrosa 1%= 1 ml= 25 gotas
  • aaee jara 1% = 1 ml= 25 gotas
  • aaee lavanda 3%= 3 ml= 75 gotas
  • aaee mirra 1%= 1 ml= 25 gotas
  • Linimento oleocalcaréo base= 92 gramos

Mezclamos los aceites esenciales con el linimento y envasamos en frasco de cristal.

Protocolo de aplicación:

  1. Si la herida está sucia o supura, la limpiaremos con una solución compuesta de hidrolato de lavanda y camomila a partes iguales. Lo introducimos en un frasco de spray y lo aplicamos directamente sobre la herida para limpiarla con la ayuda de una gasa.
  2. Una vez limpia la herida, aplicamos una cantidad generosa del preparado elaborado sobre la herida. Si la herida no corre peligro de infección la dejaremos al aire con cuidado de que no se impregne de suciedad. Aplicaremos el preparado 2 veces al día.
  3. Si la herida corre riesgo de infección una vez aplicado el producto taparemos con una gasa y realizaremos un vendaje no oclusivo, en función del estado de la herida. Realizaremos esta operación completa dos veces al día hasta curación total.
Anuncios