El Streptococcus que susurraba a los cánidos…

A la memoria de Bart…

Y así comienza la historia…

Bart, border collie de 15 años, fue diagnosticado por el veterinario de otitis asociada a una infección bacteriana. Los síntomas que presentaba eran exudado mucopurulento, inflamación del epitelio del tejido auditivo y consecuente estenosis leve del mismo, así como dolor ótico.

Cada uno de los gérmenes que causan la otitis se debe tratar con medicaciones diferentes, por lo tanto, identificar cuál estaba presente en los oídos de Bart y era el causante de su otitis era un paso fundamental para que el tratamiento, tanto alopático como fitoterápico, tuviera éxito.

Tras el cultivo bacteriano realizado en la clínica se concretó que se trataba de una infección por Streptococcus canis, estreptococo frecuentemente aislado en los perros y gatos. Se trata de un estreptococo β-hemolítico, de grupo G (piógeno) que coloniza generalmente la piel, los genitales y el tracto gastrointestinal de perros y gatos sanos, y en el caso de Bart estaba asociado a una otitis.

Streptocuccus canis

En general, las infecciones por estreptococos se tratan con un fármaco β-lactámico, preferiblemente una penicilina o una cefalosporina, así que a Bart se le pautó como tratamiento alopático limpieza auricular y antibioterapia (cefalosporina).

Pasados los días y tras apenas mostrar una mejoría remarcable, y sí sucesivas recidivas, se optó por complementar el tratamiento alopático con una terapia fitoterápica en la que se incluía un limpiador ótico y una loción tratante, ambos elaborados a base de materias primas naturales en las que se priorizaban propiedades terapéuticas antiinfeciosas (antibacterianas de amplio espectro), antiinflamatorias y/o antálgicas.

Conocida la patogénesis de la otitis e intentando utilizar todas las herramientas que están en nuestras manos sería un buen comienzo basarnos en  la sensibilidad que muestra la bacteria causante de la misma hacia determinados aceites esenciales.

Según estudios(1) analíticos in vitro en los que se han llevado a cabo aromatogramas para determinar la actividad antibacteriana de determinados aceites esenciales contra diferentes cepas bacterianas, se ha podido llegar a la conclusión que componentes fenólicos, aldehídos aromáticos y/o monoterpenoles presentes en los aceites esenciales muestran una remarcable actividad antibacteriana.

Luego para elaborar el preparado podremos utilizar aceites esenciales de elección tales como:

  • Aaee ajedrea (Satureja montana): carvacrol, eugenol
  • Aaee laurel, (Laurus nobilis), alfa-terpineol, linalol, eugenol
  • Aaee canela-corteza, (Cinnamomum  verum-corteza), cinamaldehído
  • Aaee canela-hoja, (Cinnamomum verum-hoja), eugenol
  • Aaee tomillo geraniol, (Thymus vulgaris geranioliferum), geraniol
  • Aaee tomillo tuyanol, (Thymus vulgaris thujanoliferum), tuyanol
  • Aaee tomillo timol, (Thymus vulgaris thymoliferum), timol
  • Aaee ajowan, (Trachyspermum ammi), timol
  • Aaee clavo, (Eugenia caryophyllus), eugenol
  • Aaee palmarrosa , (Cymbopogon martinii), geraniol
  • Aaee palo de rosa, (Aniba rosaeodora), linalol
  • Aaee palo de Hô, (Cinnamomun camphora-corteza), linalol
  • Aaee orégano, (Origanum compactum), carvacrol, timol
  • Aaee árbol del té, (Melaleuca alternifolia), terpineno 1,4-ol
  • Aaee geranio, (Pelargonium asperum), citronelol, geraniol, linalol

Debemos tener en cuenta y respetar siempre las contraindicaciones y/o precauciones de uso que supone el uso de aceites esenciales ricos en fenoles y aldehídos aromáticos vía tópica, ya que en altas dosis y durante periodos prolongados pueden resultar dermocáusticos y/o irritantes.

Por otro lado también contemplaremos las propiedades antiinflamatorias y antálgicas que aportan moléculas como los aldehídos terpénicos, ésteres,  y /o sesquiterpenos para ayudarnos a paliar y calmar la sintomatología.

  • Aaee tanaceto, (Tanacetum annum), chamazuleno
  • Aaee manzanilla alemana, (Matriarca recutita), camazuleno, bisabolol
  • Aaee manzanilla romana, (Chamaemelum nobile), ésteres, pinocarvona
  • Aaee lavanda, (Lavandula angustifolia), linalol, acetato de linalilo
  • Aaee petitgrain, (Citrus aurantium ssp aurantium), linalol, acetato de linalilo
  • Aaee eucalipto azul, (Eucaliptus citriodora), citronelal
  • Aaee lemongrass, (Cymbopogoon flexuosus), citrales (nera, geranial)
  • Aaee clavo, (Eugenia caryophyllus, eugenol),  cariofileno

En el preparado también incluiremos otros ingredientes naturales que pueden ayudar a enriquecerlo tales como:

  • Vinagre blanco, de manzana o de sidra: contiene ácido acético destacado por sus propiedades antimicrobianas.
  • Extracto de semilla de pomelo, extraordinarias propiedades antibacterianas (aconsejo la lectura de  “La magia del extracto de semilla de pomelo en animales”)
  • Oleato de caléndula: calmante, antiinflamatorio.
  • Aceite vegetal hipérico: vulnerario, analgésico.

Visto todo esto la propuesta fitoterápica sería la siguiente:

VÍA EXTERNA

Limpiador ótico (en aceite vegetal)

Podemos utilizar varios excipientes, sin embargo al presentar producción mucopurulenta el hecho de utilizar una base de aceite vegetal nos va a facilitar la limpieza del conducto auditivo, base que además reforzaremos añadiendo aceites esenciales con propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

  • 1-1,5% AE lavanda o eucalipto azul
  • C.S.P 100%´oleato de caléndula o hipérico

Para elaborar 100 ml de preparado:

  • 25-37 gotas AE lavanda o eucalipto azul
  • 99 ml oleato de caléndula o hipérico

Otra opción plausible y para mi gusto más cómoda de aplicar ya que evitamos la sensación grasa que dejan los aceites vegetales sería elaborar el preparado limpiador en una base de gel hidrófilo como es la siguiente:

Limpiador ótico (en gel hidrófilo)
  • 1-1,5 % AE lavanda o eucalipto
  • 4-6 % tensioactivo suave tipo coco o decylglucosido o solubilizante
  • 1 % extracto glicerinado semilla de pomelo
  • 0,5-1 % goma guar opcional
  • C.S.P 100 % hidrolato lavanda o manzanilla o agua destilada en su defecto

Para elaborar unos 100 gr de preparado:

  • 25-37 gotas AE lavanda o eucalipto
  • 4-6 gr tensioactivo no iónico tipo coco o decylglucosido
  • 20 gotas extracto glicerinado semilla de pomelo
  • 0,5-1 gr goma guar opcional
  • C.S.P 100 gr hidrolato lavanda o manzanilla o agua destilada en su defecto

El tensioactivo lo utilizamos para emulsionar los aceites esenciales en el agua, luego la cantidad a añadir será un poco orientativa, además de esta manera conseguimos una fórmula ligeramente jabonosa que favoreceré la limpieza del conducto.

Podemos gelificar el preparado con ayuda de alguna goma vegetal (2) tipo goma guar si el preparado nos resulta demasiado líquido.

Modo de elaboración

  1. Mezclamos los AE junto al tensioactivo y emulsionamos.
  2. Añadimos el hidrolato y mezclamos. En el caso de querer un preparado menos líquido podemos gelificar con la goma guar.
  3. Añadimos el resto de ingredientes y envasamos.

Modo de aplicación

Introducimos de 4 a 6 gotas del preparado en el oído (nunca con tímpano perforado) y realizamos un suave masaje, dejamos actuar unos minutos.
Transcurrido el tiempo dejamos que se sacuda y con la ayuda de una gasa o algodón podemos ayudar a la limpieza.

Preparado tratante

Se trata de un preparado en forma de gel hidrófilo para lo que necesitaremos:

Fase 1:

  • 0,5 % AE eucalipto azul (citronelal)
  • 0,5 % AE palmarrosa o tomillo geraniol (geraniol)
  • 0,5 % AE árbol del té (terpineno 1,4-ol)
  • 0,5 % AE tanaceto o manzanilla alemana (camazuleno) o lavanda (linalol, acetato de linalino) (en caso de inflamación)
  • 0,25 % AE ajedrea (eugenol) o clavo (eugenol, β-cariofileno)
  • 0,25 % AE canela-corteza (cinamaldehído)
  • 10 % dispersante Solubol

Fase 2:

  • C.S.P 100 % hidrolato o agua destilada en su defecto
  • 2 % vinagre de manzana
  • 0,5-1 % goma guar (gelificar)
  • 5 % gel aloe vera puro al 99% bio
  • 1 % extracto hidroglicerinado o tintura de própolis opcional
  • 1 % extracto glicerinado semilla de pomelo

Para elaborar unos 100 gr de preparado:

Fase 1:

  • 12 gotas AE eucalipto azul (citronelal)
  • 12 gotas AE palmarrosa o tomillo geraniol (geraniol)
  • 12 gotas AE árbol del té (terpineno 1,4-ol)
  • 12 gotas AE tanaceto o manzanilla alemana (camazuleno) o lavanda (linalol, acetato de linalino) (en caso de inflamación)
  • 6 gotas AE ajedrea (eugenol) o clavo (eugenol, β-cariofileno)
  • 6 gotas AE canela-corteza (cinamaldehído)
  • 10 gr dispersante Solubol ( o similar)

Fase 2:

  • 78 gr hidrolato o agua destilada en su defecto
  • 2 gr vinagre de manzana
  • 0,5-1 gr goma guar (gelificar)
  • 5 gr gel aloe vera puro al 99% bio
  • 25 gotas extracto hidroglicerinado o tintura de própolis opcional
  • 25 gotas extracto glicerinado semilla de pomelo

Modo de elaboración

  1. Se mezclan los aceites esenciales junto al dispersante Solubol en la fase 1.
  2. Por otro lado mezclamos los ingredientes de la fase 2, añadimos la goma guar y gelificamos.
  3. Fase 3: incorporamos la fase 1 a la fase 2 y removemos hasta crear una mezcla homogénea.
  4. Envasamos utilizando un envase que nos facilite la aplicación.

Modo de aplicación

El modo de proceder es el mismo que para el limpiar ótico, introducimos unas gotas del preparado en el oído (nunca con tímpano perforado) y realizamos un suave masaje, dejamos actuar unos minutos, pasados éstos dejamos que se sacuda y con la ayuda de una gasa o algodón podemos ayudar a la limpieza.

Repetiremos 2 veces al día, mañana y tarde,  durante unos 10 días, una vez pasados continuaremos 1 vez al día durante 10 días más.

Precauciones

Sólo utilizaremos los preparados una vez cerciorados de la perfecta integridad del tímpano por parte del veterinario.

  • No lo aplicaremos en oídos con tímpanos perforados.
  • No aplicar en cachorros.

VÍA INTERNA

Además de los preparados vía externa también podemos trabajar la vía interna dependiendo del grado y gravedad de la infección junto con la antibioterapia pautada si fuera necesaria.
Para ello administraremos olecápsulas de aceite esencial de orégano, el cual nos ofrece gran poder antiséptico y antibacteriano para un amplio espectro de bacterias Gram+ y –.

Para trabajar la vía interna y conocer las posologías y modos de administración aconsejo tener conocimientos profundos sobre aromaterapia científica aplicada en animales.

Al mismo tiempo también estimularemos el sistema inmunitario del organismo con el aporte de cloruro de magnesio, probióticos, AGE (serie omega 3: EPA, DHA), algas (espirulina o chlorela), etc…

Bart el día 1
Bart, día 10 de tratamiento
A la memoria de Bart

(1) Antimicrobial activity of thyme oil, oregano oil, thymol and carvacrol against sensitive and resistant microbial isolates from dogs with otitis externa

Antibacterial and Antifungal Activity of Essential Oils against Pathogens Responsible for Otitis Externa in Dogs and Cats

(2) Recordad que según algunas la fichas técnicas de la goma xantana, es incompatible con el extracto de semilla de pomelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s