Respuesta inmunitaria: aceites esenciales e hidrolatos

“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha.” – Víctor Hugo

Sin título

Aceites esenciales.-

Antes de entrar en materia me gustaría hacer una breve reseña sobre algunos conceptos básicos a tener en cuenta: qué entendemos por aromaterapia científica aplicada en animales, qué criterios  de calidad hemos de asegurarnos que cumplen los aceites esenciales e hidrolatos utilizados, y qué precauciones se han de tomar antes de su aplicación.

La aromaterapia la podemos definir de manera breve y concisa como el uso de las esencias biosintetizadas por las plantas aromáticas, y obtenidas a través de determinados métodos, para el aprovechamiento de las diferentes propiedades terapéuticas que nos ofrecen, ayudándonos a paliar, atenuar y/o tratar la sintomatología de determinadas dolencias en animales.

Para realizar con éxito esta tarea es premisa imprescindible, hacer uso de aceites esenciales de uso terapéutico que cumplan escrupulosamente todos los criterios de calidad requeridos, de no ser así, no sólo sería una pérdida de tiempo utilizar un producto carente del potencial terapéutico esperado, sino que además, existen determinadas “esencias no naturales” en el mercado cuyos componente de origen sintético podrían suponer incluso un riesgo para la salud.

601339Por ello debemos utilizar aceites esenciales de alta calidad, 100% puros, completos, quimiotipados y naturales.

También, debemos cerciorarnos de la aplicación de una buena praxis que contemple: mejor vía de administración, posología, especie destinada, precauciones de uso y posibles toxicidades de los aceites esenciales (dermocáusticos, neurotóxicos, hepatotóxicos, abortivos, fotosensibles), así como otras características concretas del animal (edad, hembra gestante, lactante…). Nosotros como normal general no utilizaremos los preparados propuestos en hembras gestantes, lactantes ni cachorros.

 

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que los aceites esenciales no son cuerpos simples, sino el ensamblaje de una gran variedad de moléculas aromáticas con un perfil bioquímico definido (gracias a la técnica de cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas (GC/MS) y unas propiedades terapéuticas científicamente constatadas.

Cada aceite esencial puede contener entre 50 y 200 moléculas clasificadas en 14 familias diferentes: alcoholes, felones, aldehídos, terpenos, cetonas, lactonas, cumarinas, etc. por lo tanto, las propiedades terapéuticas que nos ofrecen los aceites esenciales se van a deber a la totalidad de los efectos de todos los componentes y sus interacciones,  por esta causa se deba  probablemente el carente potencial terapéutico de las esencias obtenidas en laboratorios.

https://www.monografias.com/trabajos97/aceites-esenciales/aceites-esenciales.shtml

Ciñéndonos al tema que nos concierne en este artículo: “sistema inmunitario: aceites esenciales e hidrolatos”, existen numerosos estudios in vitro que constatan la innegable actividad antiviral de ciertas moléculas aromáticas presentes en los aceites esenciales,  y por lo general, los aceites esenciales que presentan propiedades antivirales también presentan un importante perfil inmunoestimulante. Se deduce pues que son las mismas moléculas presentes en esos aceites quienes otorgan ambas propiedades.

Estas moléculas aromáticas actúan directamente destruyendo la pared del virus (cápside o envoltura proteica de los virus) liberando de este modo las partículas virales que serán detectadas y destruidas por el sistema inmunitario. Pero también actúan de manera indirecta estimulando nuestras defensas inmunitarias aumentando la tasa de inmunoglobulinas (anticuerpos), cuya función principal es la protección del organismo.

Estudio realizado por Minami, M. et al., 2003, y publicado en: Th Inhibitory Effect of Essetial Oils on Herpes Simplex Virus Type-1 Replication In vitro. Microbiol. Immunol., 47 (9), 681-684. 

Sin título

Como moléculas aromáticas presentes en los aceites esenciales con mejor acción inmunoestimulante (antiviral) podemos nombrar:

  • Alcoholes nonoterpenos: linalol, tuyanol, geraniol , alfa-terpineol, terpineno 1,4-ol
  • Fenoles: carvacrol, timol, eugenol
  • Aldehídos aromáticos: cinamaldehydido
  • Óxidos terpénicos: 1,8 cineol
  • Aldehídos terpénicos: neral, geranial

Y como aceites esenciales más reconocidos por sus  propiedades antivirales, y por ende, reforzadoras del sistema inmunitario cabe nombrar:

ACEITE ESENCIAL

PRINCIPIOS ACTIVOS PRECAUCIONES
Ravintsara (Cinnamomun camphora qt cineol) 70% 1, 8 cineol, 10% terpineol Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas
Eucalipto radiata (Eucaliptus radiata) 70 % 1,8 cineol, 14 % alf-terpineol, geraniol, linalol Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas
Árbol del té (Melaleula alternifolia) 50% terpineno1,4-ol, 5% 1,8 cineol,

5% alfa-terpineol

Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas.

Atención gatos terpineno 1, 4-ol

Niaulí (Melaleuca quinquenervia) 38% 1,8 cineol, alfa-terpineol Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas
Orégano (Origanum compactum) 60-70 % carvacrol, timol, linalol, terpineno 1,4-ol Dermocáustico. No usar en gatos, hembras gestantes, lactantes ni cachorros.
Ajedrea (Satureja montana) 25-50 % carvacrol, timol,  eugenol, linalol, tuyanol, terpineno 1,4-ol, alfa-terpineol, geraniol Dermocáustico. No usar en gatos, hembras gestantes, lactantes ni cachorros.
Clavo (Eugenia caryophyllus) 70-80 % eugenol Dermocáustico. No usar en gatos, hembras gestantes, lactantes ni cachorros.
Canela (Cinnamomum verum-corteza) 75-85% cinnamaldehido, eugenol

 

Dermocáustico. No usar en gatos, hembras gestantes, lactantes ni cachorros.
Tomillo qt tuyanol (Thymus vulgaris qt tuyanol) 50%: tuyanol, , linalol, terpineno 1,4-ol Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas
Melisa (Melissa officinalis) 15% neral, 15% geranial, linalol, 1,8 cineol, alfa-terpineol

 

Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas
Jara (Cistus ladaniferus) 50% alfa-pineno Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas
Espliego (Lavandula latifolia) 25-38% 1,8 cineol, 30% linalol, alfa-terpineol No usar en gatos, hembras gestantes, lactantes ni cachorros.
Mejorana (Origanum majorana) 48% terpineno 1,4-ol, tuyanol, linalol, geraniol Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas. No usar en gatos.
Palmarrosa (Cymbopogon Martini var. motia) 80% geraniol, 5% linalol Prudencia en gatos, no usar en hembras gestantes, lactantes ni cachorros.
Palo de rosa/palo de Hô (Aniba rosaeodora/ Cinnamomun camphora qt linalol) 95% linalol/80-90% linalol, terpineno 1,4-ol Ninguna a dosis terapéuticas adecuadas
Menta (Mentha X piperita) 50% mentol Neurotóxico y abortivo. No usar en gatos, hembras gestantes, lactantes ni cachorros.
Laurel noble (Laurus Nobilis) 35-45% 1,8 cineol, 15% linalol, 5% alfa-terpineol, 15% eugenol

Uso cutáneo alergizante  potencial.

Podemos también asociar varios aceites esenciales y obtener una sinergia más completa que refuerce la acción inmunoestimulante del preparado.

Además de ser conoceros de las contraindicaciones que presentan algunos aceites esenciales, también debemos tomar precauciones en el uso de aceites esenciales inmunoestimulantes en animales que padezcan alergias o enfermedades autoinmunes. En este caso deberíamos prestar atención a los aceites esenciales con propiedades inmunomoduladoras, como por ejemplo el aceite esencial de jara (Cistus ladaniferus qt pineno), utilizado en humanos contra la enfermedad de Crohn, poliartritis reumatoide, lupus o esclerosis en placas.

Por otro lado, también cabe hacer mención a las particularidades que los gatos presentan en el uso de aceites esenciales. No seré muy extensa en este tema simplemente diré que prescindiremos de utilizar la vía oral en los preparados propuestos, ya que su hígado difícilmente metaboliza determinadas moléculas aromáticas más agresivas (fenoles, aldehídos aromáticos o cetonas) al carecer de la enzima glucuronil transferasa.

Además, otra peculiaridad que presentan es su hipersensibilidad a determinados olores, por ejemplo los cítricos, por lo que deberemos prestar atención ya que pueden reaccionar de manera anormal: hipersalivación, regurgitación, etc.

Las moléculas aromáticas  tienen una estructura molecular similar a las de las feromonas, teniendo estas un papel fundamental en la comunicación en gatos, luego los aceites esenciales en difusión atmosférica podrían enmascarar las feromonas dejadas por el gato para reconocer su entorno, lo que puede ocasionar la aparición de problemas de comportamiento.

Preparados aromaterápicos para la estimulación  del sistema inmunitario

Vía oral para el perro, la vía oral no es la más aconsejada en gatos, por lo tanto, la descartaremos:

  • 12 % aaee ravintsara (Cinnamomun camphora qt cineol)
  • 10 % aaee niauli (Melaleuca quinquenervia qt 1,8 cineol)
  • 10 % aaee árbol del té (Melaleuca alternifolia)
  • 10 % aaee eucalipto radiata (Eucalyptus radiata)
  • 6 % aaee mejorana (Origanum majorana)
  • 2 % aaee clavo (Eugenia caryophyllus) o aaee canela verum (canela verum-corteza)
  • 50 % aceite vegetal de oliva virgen

IMG_2359P

Es decir, para elaborar 10 ml del preparado necesitaremos:

  • 1,2 ml (30 gotas) aaee ravintsara (Cinnamomun camphora qt cineol)
  • 1 ml (25 gotas) aaee niauli (Melaleuca quinquenervia qt 1,8 cineol)
  • 1 ml (25 gotas) aaee árbol del té (Melaleuca alternifolia)
  • 1 ml (25 gotas) aaee eucalipto radiata (Eucalyptus radiata)
  • 0,6 ml (15 gotas) aaee mejorana (Origanum majorana)
  • 0,2 ml (5 gotas) aaee clavo (Eugenia caryophyllus) o aaee canela verum (canela verum-corteza)
  • 5 ml aceite vegetal de oliva virgen

Mezclamos los aceites esenciales junto al aceite vegetal en un frasco de cristal opaco con gotero.

A partir de este preparado elaboraremos oleocápsulas  (ver webinar).

IMG_2366P

El preparado al estar diluido en un aceite vegetal y recubierto por una cápsula de gelatina conseguimos proteger  la mucosa gástrica frente a la posible causticidad de ciertos aceites esenciales (orégano, clavo o canela), mejoraremos la entrada celular (mayor permeabilidad celular), y también camuflaremos el olor y fuerte sabor, rasgos habituales en los aceites esenciales.

El preparado está elaborado al 50% de aceites esenciales en 50 % de aceite vegetal, teniendo en cuenta que la dosis general de aceites esenciales en el perro es:

  • 1 gota de aaee para 0-5 kg de peso
  • 1, 2 gotas de aaee para 5-10 kg de peso
  • 2, 3 gotas de aaee para 10-20 kg de peso
  • 3, 4 gotas de aaee para más de 20 kg de peso

Luego a la hora de elaborar las oleocápsulas (número 0 o 1) introduciremos:

  • 2 gotas del preparado para perros de 0-10 kg de peso
  • 4 gotas del preparado para perros de 10-20 kg de peso
  • 6 gotas del preparado para perros de más de 20 kg de peso

Es decir, para un animal de 10 kg correspondería una cápsula con 2 gotas del preparado y así sucesivamente, administradas una vez al día durante 10 días. Puede ser que para introducir las 6 gotas necesitemos elaborar 2 oleocápsulas.

Para facilitar su ingesta podemos colocarla en el interior de una bola de paté para animales o carne grasa, o mejor aún dietas BARF.

El modo de proceder sería el siguiente: separamos ambas partes de la cápsula, rellenamos con el preparado una de las partes (cuerpo de la cápsula) y cerramos la cápsula (cabeza de la cápsula).

Si decidimos comprar las cápsulas vacías debemos tener en cuenta que existen diferentes tamaños, recomiendo cápsulas del número 0 o 1.

Sin título

Otro punto importante a tener en cuenta es que antes de trabajar la vía oral con aceites esenciales debemos asegurarnos un buen funcionamiento hepático del animal, puesto que el metabolismo de los aceites esenciales se produce a través del hígado.

Podemos acompañar el tratamiento junto a un extracto vegetal hepatoprotector como por ejemplo el EPS extracto hidroglicerinado o glicerinado estandarizado (no tinturas en alcohol) de desmodium (Desmodium abscendens) o de cardo mariano (Silybum marianum L.), así como jugo de rábano negro fresco (Raphanus sativus L. var. Niger) o cúrcuma.

También podemos administrar la siguiente mezcla de hidrolatos hepatoprotectores a partes iguales:

  • HA romero verbena
  • HA siempreviva

Vía externa para el perro y el gato:

Para ello propongo un sencillo preparado aromaterápico cuya galénica consiste únicamente en una mezcla de aceites esenciales en un aceite vegetal.

Debemos tener en cuenta que una característica de los aceites esenciales es que son altamente lipófilos, es decir afines a la grasa,  luego serán afines también a la piel, y en concreto al manto hidrolipídico (emusión de sudor y sebo), con esto deducimos que penetrarán fácilmente las diferentes capas que conforman la piel.

Una vez que los aceites esenciales atraviesan la epidermis (capa más superficial de la piel, no vascularizada)  de manera transepidérmica y transanexial, pasarán a la dermis, la capa inmediatamente subyacente, esta al contrario que la anterior si está vascularizada, una vez que los aceites esenciales atraviesan los vasos sanguíneos en ella presentes pasarán directamente a la microcirculación periférica hasta llegar a la circulación general actuando de manera sistémica en el organismo, esto es lo que se conoce como perfusión aromática . Su presencia en sangre puede observarse pasados unos 15 minutos después de su aplicación.

Jager W, Buchbauer G, Jirovetz L, Fritzer M. Percutaneous absorption of lavender oil from a massage oil. J Soc Cosmet Chem. 1992;43(1):49-54

Antes de la aplicación del preparado realizaremos una prueba cutánea para evitar posibles reacciones alérgicas.

Para ello, ponemos unas gotas en una bolita de algodón y lo aplicamos en una parte de la piel en la que no haya pelo (piel glabra), como puede ser la piel la cara interna de la pata posterior (zona inguinal). Una vez aplicado, se cubre con una tirita y se dejan transcurrir unas 24 horas.

Si la piel de la zona presenta enrojecimiento, picor, o cualquier otra reacción anómala, el preparado ha de ser rectificado.

Para realizar el preparado necesitaremos:

  • 10 % aaee ravintsara (Cinnamomun camphora qt cineol)
  • 10 % aaee niaulí (Melaleuca quinquenervia qt 1,8 cineol)
  • 10 % aaee eucalipto radiata (Eucalyptus radiata)
  • 5 % aaee tomillo tuyanol (thymus vulvaris qt tuyanol) o mejorana (Origanum majorana)
  • 5 % aaee palmarrosa (Cymbopogon Martini var. motia), palo de rosa (Aniba rosaeodora) o palo de hô (Cinnamomun camphora qt linalol)
  • 60 % Aceite vegetal de avellana, macadamia o sésamo

IMG_2358P

Para elaborar 10 ml de preparado necesitaremos:

  • 1 ml (25 gotas) aaee ravintsara (Cinnamomun camphora qt cineol)
  • 1 ml (25 gotas aaee niauli (Melaleuca quinquenervia qt 1,8 cineol)
  • 1 ml (25 gotas) aaee eucalipto radiata (Eucalyptus radiata)
  • 0,5 ml (12 gotas) aaee tomillo tuyanol (thymus vulvaris qt tuyanol) o mejorana (Origanum majorana)
  • 0,5 ml (12 gotas) aaee palmarrosa (Cymbopogon Martini var. motia), palo de rosa (Aniba rosaeodora) o palo de hô (Cinnamomun camphora qt linalol)
  • 6 ml Aceite vegetal de avellana, macadamia o sésamo

Mezclamos los aceites esenciales junto al aceite vegetal en un frasco de cristal opaco con gotero.

Aplicamos unas 5 u 8 gotas en total, dependiendo del tamaño del animal a lo largo de la columna separando el pelaje y directamente sobre la piel y sobre el abdomen durante 1 semana (ver webinar).

En el caso del gato, aplicaremos únicamente 1 o 2 gotas en la zona de la cruz y otra en la columna.

Hidrolatos.-

hidrolato-jara-bio-esential-aroms-100-mlDe manera breve diré que los hidrolatos son obtenidos en el esenciero durante el proceso de destilación de las plantas aromáticas. Por un lado, se obtienen los aceites esenciales y por otro los hidrolatos  que contienen micropartículas de aceite esencial en suspensión y que  al tener mayor densidad, quedarán por debajo de éstos. Por lo tanto, los hidrolatos presentarán principios activos y propiedades terapéuticas similares a las de sus aceites esenciales homólogos.

Los hidrolatos contienen una concentración bastante inferior de principios activos que los aceites esenciales de los que provienen, por lo que serán menos agresivos y más fáciles de utilizar, de hecho no presentan ninguna contraindicación en el uso en animales.  Su uso va a ser muy útil en gatos, tanto por vía interna como por vía externa.

Al igual que un aceite esencial, debemos utilizar hidrolatos de calidad, a poder ser procedentes de cultivo ecológico y que sean además aptos para consumo.

Utilizaremos los hidrolatos que correspondan a sus aceites esenciales análogos, y los cuales presentan propiedades antiinfecciosas, como ya vimos con anterioridad.

Hidrolators como:

HA tomillo tuyanol, HA árbol del té, HA menta piperita, HA mejorana, HA orégano, HA ajedrea, HA melisa, HA canela, HA jara, HA laurel o HA ciprés.

Podemos combinar varios hidrolatos para elaborar el preparado.

La dosis general para la vía oral en animales es de 1 ml  por kg de peso hasta un máximo de 30-40 ml puros o disueltos en su agua de bebida, es decir, para animales de más de 30-40 kg la dosis seguirá siendo 30-40 ml, es preferible además administrar varias pequeñas tomas al día que una toma única, ya que resulta más efectivo.

Los hidrolatos son fácilmente perecederos, así que el preparado es aconsejable guardarlo en la nevera.

Espero de corazón que toda esta información os sea de gran utilidad y podáis beneficiar a vuestros amigos animales 😉

logo 2ds

Un comentario sobre “Respuesta inmunitaria: aceites esenciales e hidrolatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s