Estrés crónico en animales y terapia holística de reducción:masaje emocional, aromaterapia científica aplicada e intervención nutricional. Parte I

Antes de entrar en el artículo me gustaría añadir que el tema del estrés en animales y su respuesta fisiológica como respuesta totalmente adaptativa a un entorno variable y cambiante, es un tema que me fascina y motiva vehementemente, y sobre el que más he centrado mi conocimiento y  estudios a lo largo de mi animalada vida.
Por ello, espero no haber sucumbido al fervor de la emoción y que el texto resulte denso, pesado e ininteligible, y en el caso de ser así, pido entonces disculpas por la cascada y gran carga emotiva derrochada.
Gracias por su paciencia, señor lector.


En este artículo también pretendo hacer un guiño al concepto de estrés del que tendemos a tener una imagen totalmente negativa, asociándolo siempre a algo que genera miedo o ansiedad, sin embargo, el estrés no hace referencia más que a cualquier exigencia interna o externa que requiere nuestra atención, y lo que no tenemos en cuenta es que es gracias a esta respuesta fisiológica, totalmente adaptativa, la que ha llevado a perpetuar las especies, y por lo tanto a poder evolucionar,  haciendo, que hoy por hoy, este supuesto sofisticado primate,  el Homo sapiens, así como el resto de especies pueda seguir disfrutando de su vida en este fascinante planeta, La Tierra.

Respuesta fisiológica de estrés versus estrés crónico.-

“Si usted no tiene estrés está muerto”.  Hans Selye.

“El estrés ocurre siempre que se le pide al perro que cambie o se adapte”. Lindsay 00-1

“Cualquier exigencia biológica o psicológica va a provocar estrés. Y ésta no tiene por qué ser negativa. Esta exigencia requiere un esfuerzo y el animal se prepara para gastar energía. Esta preparación es lo que se conoce como estrés”. James O’Heare.

“Para un mamífero el estrés significa que alguien te va a comer en los próximos dos minutos, o que estás a punto de comerte a alguien. Y todo lo que hace el cuerpo, en esas circunstancias, es maravilloso, es exactamente lo que se debe hacer”.  Robert Sapolsky.

VIdeosdeanimales-leon-cazando-cebra.jpg
Podemos definir el estrés de manera breve, como la respuesta fisiológica del organismo ante un cambio (no ha de ser necesariamente aversivo). Esta respuesta requiere un esfuerzo y una preparación para el gasto energético que conlleva y para poder hacerla frente se ponen en marcha una serie de mecanismos fisiológicos, y por otro lado, se cancelan todos las funciones corporales que no son esenciales en ese momento.

Un resumen de cómo se desencadena la respuesta fisiológica de estrés sería el siguiente:
El iniciador del proceso es la percepción objetiva de un peligro por la corteza cerebral e inmediatamente envía la información a la amígdala, que es bombardeada con señales excitatorias, y ésta a su vez, estimula al resto de la mente y del cuerpo a activar los procesos de emergencia para poder afrontarla.

slide_27.jpg

Una vez la información es procesada por el hipotálamo, glándula endocrina que controla el sistema nervioso autónomo y el sistema endocrino, se activa el eje hipotalámico-hipofisiario-adrenal HPA, con la consiguiente liberación de glucocorticoides (cortisol o hidrocortisona) y catecolaminas (adrenalina, noradrenalina), desencadenándose determinadas respuestas fisiológicas para prepararse de manera adaptativa, bien para la lucha o la huida: se aumenta el ritmo cardíaco, aumenta el flujo sanguíneo para un mayor aporte de glucosa y oxígeno a músculos y cerebro, el flujo sanguíneo se redirige de la piel y los  intestinos hacia los músculos, aumenta el campo de visión (midriasis), se produce  piloerección para parecer más grande, sudoración para eliminar el exceso de temperatura, se espesa la sangre para no morir desangrado en caso de agresión, se producen endorfinas y encefalinas para mitigar el dolor, se acrecienta la atención, se agudizan los sentidos, aumenta la movilidad intestinal, etc.

La noradrenallina y la dopamina que se secretan en la corteza prefrontal provoca la suspensión temporal de su función, junto al cortisol: el aprendizaje, el control de impulsos, y la inhibición social, de ahí, que sea tan sumamente importante realizar una buena terapia de reducción de estrés antes de comenzar con la terapia conductual, bien es sabido que un animal estresado no piensa de manera clara. Además, también aumentan los niveles de testosterona preparando al animal para el conflicto y la agresividad.

Un hecho importante a tener en cuenta es que existe también lo que se denomina umbral de estrés, se trata del punto límite en el que el animal no puede tolerar más estrés. Algunos animales pueden gestionar niveles altos de estrés sin llegar al umbral, mientras que otros simplemente con una pequeña cantidad ya se ponen ansiosos, es decir, la gestión de estrés no siempre va a ser igual en cada ser.

Una vez que la situación estresante cesa el cuerpo recupera la homeostasis corporal, el problema es cuando los agentes estresantes no desaparecen causando lo que denomina: estrés crónico, y esto sí que supone un problema.

El estrés crónico implica que el organismo esté sufriendo un desgate continuo de energía de lo que se va a derivar a largo plazo una importante serie de patologías. Tener la “máquina a tope” a la larga es un hecho que se va a cobrar un alto precio.

Patologías derivadas del estrés crónico.-
 La respuesta de estrés cardiovascular.-

El corazón se acelera, lo que se consigue activando el sistema nervioso simpático y desactivando el parasimpático.

La sangre circula más deprisa y con más fuerza, se acelera la presión sanguínea, aumenta el flujo sanguíneo y la distribución de energía (glucosa) y oxígeno hacia los músculos. Así mismo, se produce un descenso del flujo sanguíneo a las partes no esenciales del cuerpo, como el tracto digestivo y la piel.

Cuando la respuesta de estrés desaparece, las hormonas que han provocado dicha respuesta se desactivan, el sistema nervioso parasimpático comienza a aminorar el ritmo del corazón a través del nervio vago, hasta serenarse el cuerpo.

En el caso del estrés crónico, pueden aparecer enfermedades cardiovasculares. El corazón y los vasos sanguíneos trabajan durante más tiempo, lo que provocará hipertensión (aumento de la presión sanguínea) y acaban formando una capa de músculo más densa en torno a ellos, se volverán más rígidos, más resistentes a la fuerza del riego sanguíneo, lo cual tiende a aumentar aún más la presión sanguínea y ésta a su vez la resistencia vascular, y así sucesivamente.

Con el aumento crónico de la presión sanguínea los puntos de ramificación de las arterias trombo_superimpuesto.jpgen todo el cuerpo también empiezan a sufrir daños. El fino revestimiento interno de los vasos sanguíneos comienza a desgarrarse y agujerearse, produciendo una inflamación. Además también comienzan a formarse células llenas de nutrientes grasos, células espumosas. Agravándose la situación ya que ante la respuesta de estrés el sistema nervioso parasimpático hace que la sangre se vuelva más viscosa (para ante la lucha evitar morir desagrado).

Todos estos residuos fibrosos se quedan adheridos formando una placa aterosclerótica.

Por lo tanto, el estrés crónico puede causar hipertensión y arterosclerosis.

Si se llegan a formar trombos obstruyendo los vasos por completo obstruyendo una arteria coronaria se puede producir un infarto de miocardio, y si se obstruye un vaso sanguíneo del cerebro tendremos un infarto cerebral.

Estrés y metabolismo.-

Durante el estrés el cuerpo tiene que obtener energía de sus zonas de almacenamiento: la grasa, el hígado o los músculos.

Durante la digestión descomponemos los alimentos en sus elementos más simples: aminoácidos, glucosa, ácidos grasos, glicerol, usados para la formación de proteínas, carbohidratos y grasas. Esto lo llevan  a cabo las enzimas en el tracto gastrointestinal, pasando al torrente sanguíneo que los transporta a las células que los necesitan. Los que quedan en exceso se almacenan en forma de proteínas, glucógeno y triglicéridos que son formas más complejas.

Es la insulina la hormona que activa el transporte y almacenamiento de estas piezas de construcción en las células adecuadas.

Durante el estrés, como ya hemos comentado, se incrementa la actividad del sistema nervioso simpático y disminuye la del parasimpático, lo que hace decrecer la secreción de insulina.

El cuerpo también tiene otro modo de asegurarse el cese del almacenamiento de energía: se segregan glucocorticoides, que bloquean el transporte de nutrientes a las células adiposas lo que contrarresta los efectos de la insulina que aún hay en circulación.

Además de detener el almacenamiento de energía, es necesario que el cuerpo tenga acceso a la energía ya acumulada.

Mediante la liberación de las hormonas del estrés: glucocorticoides, glucagón, adrenalina y noradrenalina hacen que los triglicéridos se descompongan en las células adiposas, descargándose ácidos grasos y glicerol en el sistema circulatorio. Estas hormonas también desencadenan la degradación del glucógeno en glucosa (glucogenolisis), asimismo provocan que las proteínas de los músculos que no estén trabajando se vuelvan a convertir en aminoácidos.

Una vez ocurrido esto, el cuerpo lleva a cabo otra maniobra de simplificación: los aminoácidos no son una buena fuente de energía, la glucosa si, así que, los aminoácidos se desvían hacia el hígado dónde se transforman en glucosa, en un proceso llamado gluconeogénesis, genera nueva glucosa de disposición inmediata.

Los músculos ahora pueden disponer de gran cantidad de energía.

En el caso de estrés crónico, acabamos gastando tanta energía que se produce la fatiga crónica.

La segunda consecuencia es que los músculos se desgastan al activar continuamente la descomposición de proteínas, sin tener la posibilidad de regenerarse: miopatía muscular.

No es deseable tener cantidades de grasa y glucosa circulando continuamente por el torrente sanguíneo, esto aumenta además, la probabilidad de que se agarre a algún vaso sanguíneo dañado y agraven la arterosclerosis.

Anorexia, úlcera, colitis, diarrea.-

El estrés inhibe la ingesta alimenticia, la digestión se interrumpe durante este momento, disminuye el riego sanguíneo al estómago para poder suministrar glucosa y oxígeno que transporta la sangre a otra parte del cuerpo que más la necesite.

Todo lo que se lleve en el intestino grueso, cuyo potencial nutritivo ya se ha absorbido, no es más que peso muerto. Es el sistema nervioso simpático el responsable de este proceso estimulando el movimiento muscular del intestino grueso.

¿Por qué es tan frecuente la diarrea en situaciones de estrés?

La digestión requiere bastante agua para formar una solución con los alimentos cuando los descompone para que así sean más fáciles de absorber por la sangre. La labor del intestino grueso es devolver esa agua, de ahí que sea tan largo, los residuos van avanzando milímetro a milímetro hasta convertirse en las heces.

En momentos de estrés se incrementa la movilidad del intestino grueso y los residuos se ven empujados con demasiada rapidez sin que se produzca una óptima absorción del agua. Resultado: diarrea, y en el caso de estrés crónico también: úlceras pépticas, síndrome del intestino irritable.helicobacter_large.jpg

La bacteria llamada Helicobacter pylori,  aparecía de forma sistémica en las biopsias de estómagos de personas con úlceras.  Esta bacteria es capaz de vivir en el entorno ácido del estómago.  El estrés crónico suprime la inmunidad produciendo una proliferación de esta bacteria.

Estrés y crecimiento.-

El estrés a corto plazo estimula la producción de GH (hormona del crecimiento), ya que la GH tiene otra función además de estimular el crecimiento: contribuye al suministro de la energía necesaria para el desarrollo físico.

Durante el crecimiento extrae nutrientes de las células adiposas y de otros puntos de almacenamiento y se transportan a los tejidos que están creciendo. Actúa sobre las células adiposas para descomponer la grasa acumulada en triglicéridos, que como ya veíamos se vierte al torrente sanguíneo en forma de ácidos grasos y glicerol donde pueden ser empleados por los músculos para el desarrollo.

Lo mismo que veíamos que ocurría durante el estrés con la adrenalina, noradrenalina, glucagón y glucocorticoides. Son primeros pasos muy similares, pero pasos posteriores muy distintos.

En un principio segregar GH es algo adaptativo y que contribuye a movilizar energía pero a largo plazo es un caro proyecto ya que afecta al crecimiento.

El estrés crónico disminuye el nivel de la hormona del crecimiento y el alto nivel de glucocorticoides bloquea a la hormona del crecimiento.

En los adultos, que también segregamos GH, esta hormona se dedica únicamente a labores de reconstrucción, sobre todo, huesos.

Los glucocorticoides inhiben el crecimiento del hueso nuevo al interrumpir la división de las células precursoras del hueso en los extremos de éstos. Además, reducen el suministro de calcio a los huesos.

Reproducción.-

En los machos el estrés prolongado disminuye el nivel de testosterona.

En las hembras se  producen menos estrógenos, también se inhibe el nivel de progesterona, lo cual interrumpe la maduración de las paredes uterinas. La liberación de prolactina durante el estrés incrementa este efecto. La pérdida de estrógenos durante un estrés prolongado también interviene en la osteoporosis.

Esto provoca amenorrea y osteoporosis.

Durante el estrés también se altera la libido y se puede inducir al aborto, puesto que disminuye el riego de sangre al feto.

Inmunidad, estrés y enfermedad.-

La labor principal del sistema inmunitario es defender al cuerpo de agentes infecciosos como los virus, bacterias, hongos y parásitos. Distingue entre las células del cuerpo y las invasoras. Además crea un recuerdo inmunológico de cómo es el invasor.

Las defensas inmunitarias son producidas por un complejo conjunto de células llamadas linfocitos y monocitos.

Hay 2 tipos de linfocitos: células T y células B, ambas producidas en la médula ósea, las T emigran al timo para madurar mientras que las B maduran en la médula.

El estrés altera la función del sistema inmunitario, inhibiendo su respuesta, esto es debido a los glucocorticoides y otras hormonas que se producen durante el estrés eliminan los linfocitos.

Durante el estrés el organismo canaliza la energía hacia las necesidades inmediatas, esta inhibición incluye el sistema inmunitario, incrementando la probabilidad de que el cuerpo contraiga enfermedades infecciosas: inmunodepresión.

Estrés y dolor.-

La sensación de dolor se origina en receptores situados en todo el cuerpo: músculos, piel, etc. Todos ellos envían proyecciones nerviosas a la médula espinal. Desde allí, se dirige la información a otras neuronas del dolor especializadas, que su vez mandan información a distintas zonas del cerebro.

Un aspecto llamativo del dolor es la facilidad con que otros factores lo modulan. La intensidad de la señal dolorosa depende también del resto de información sensorial, de ahí, el beneficio de un masaje.

Al principio del estrés se produce analgesia por la liberación de endorfinas y encefalinas (opioides endógenos), esta es una respuesta adaptativa.

En el caso del estrés crónico, la analgesia inducida por estrés no se prolonga de manera indefinida y las consecuencias son evidentes: el dolor retoma con rapidez.

Al disminuir también la serotonina, puede contribuir  hipersensibilidad al dolor.

Estrés y memoria.-

Así como hay diferentes clases de memoria, existen también zonas del cerebro diferentes que se ocupan del almacenamiento y recuperación de los recuerdos: el córtex y el hipocampo. Estas dos regiones son vitales para la memoria.

Los agentes estresantes de corta duración realzan nuestra memoria: un estado alerta y concentrado.

El sistema nerviso simpático lleva a cabo esto de forma indirecta induciendo en el hipocampo un estado más alerta y activo, que facilita la consolidación de recuerdos. También mejora la cognición. Transporta grandes cantidades de glucosa al cerebro aumentando la fuerza del flujo sanguíneo hacia el cerebro. Da mayor energía a las neuronas, y por tanto, mejora la memoria. También la liberación de glucocorticoides propicia la acumulación de recuerdos.

Durante el estrés a corto plazo el sistema nervioso simpático hace también que los receptores sensoriales sean más sensibles (olfato, oído…)

Durante el estrés prolongado los glucocorticoides y la extrema activación del sistema nervioso simpático van a destruir las neuronas del hipocampo. Esto provoca problemas de memoria y cognitivos.

Estrés y sueño.-

Ldescarga.jpga privación del sueño puede ser un factor estresante, elevándose los niveles de hormonas de estrés: los glucocorticoides se elevan y el sistema nervioso simpático se activa. También descienden los niveles de GH y de varias hormonas sexuales.

Pero también podemos ver el caso contrario: el estrés como perturbador del sueño y es la hormona CRH la responsable de este efecto que activa el sistema nervioso simpático.

El estrés no sólo afecta a la cantidad, sino también a la calidad del sueño, predominan las fases de sueño ligero y disminuye el sueño de onda lenta (restaura las reservas de energía).

Los resultados serán: Insomnio y alteración de los ciclos del sueño.

Estrés y depresión.-

Un rasgo definitorio de la depresión es la pérdida de placer (anhedonia).

En la depresión se hayan implicados neurotransmisores como la dopamina, noradrenalina (niveles bajos disminuyen el umbral de respuestas a señales del exterior) y serotonina.

Este fallo en la concentración es la causante de:

  • Dopamina, endorfinas: anhedonia.
  • Noradrenalina: retraso psicomotor.
  • Serotonina: apatía, aflicción.
Ansiedad.-

Puede tratarse de un trastorno de ansiedad generalizada o de una fobia. Las fobias se centran en cosas específicas. La ansiedad también se puede deber a un trauma determinado.

En ninguno de estos casos la ansiedad tiene que ver con el miedo. El miedo es el estado de alerta y la necesidad de escapar de algo real. Tiene que ver con la amenaza y el presagio y el poder de arrastre de la imaginación (en humanos). Mientras que la ansiedad se basa en una distorsión cognitiva, se sobreestiman los riesgos y la probabilidad de un resultado negativo.

La ansiedad es enormemente estresante. Por ello, es normal que los trastornos de ansiedad estén asociados con una respuesta de estrés crónico.

La ansiedad provoca la activación masiva del sistema nervioso simpático y la abundancia de catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) en circulación. Si esto continúa durante demasiado tiempo, se llega a la depresión, dominada por los glucocorticoides.

Hay cosas que ponen ansiosos a los mamíferos de forma innata (luces brillantes, ruidos estridentes, etc.) pero la mayor parte son aprendidas. Bien porque están asociados a algún trauma, o porque las hemos generalizado basándose en la semejanza con algo asociado a un trauma.

Este aprendizaje es distinto al que se refería al hipocampo y el aprendizaje declarativo. Esto es aprendizaje implícito, donde determinada respuesta autónoma de nuestro cuerpo ha sido condicionada. La memoria condicionada puede ser provocada sin que uno sea consciente de ello.

Mientras que el estrés transitorio refuerza el aprendizaje, el estrés severo y prolongado lo altera. Pero en el caso de este aprendizaje preconsciente, implícito, autónomo cualquier clase de estrés lo refuerza.

Todo esto ocurre fuera del dominio del hipocampo, en su lugar, la ansiedad y el temor condicionado están relacionados con la amígdala (la amígdala también tiene que ver con la agresividad). Es difícil entender por qué un organismo se comporta de forma agresiva si no es en un contexto de un estado de ansiedad o miedo.

La amígdala recibe la información antes de que llegue a la corteza cerebral y causa la conciencia de la sensación. Obtiene la información desde el sistema nervioso autonomo. La amígdala proyectará su información hacia el hipotálamo y es cuando se inicia la cascada de glucocorticoides y activan el sistema nervioso simpático (utiliza CRH como neurotransmisor).

Como ya vimos los grandes agentes estresantes y los glucocorticoides alteran la función del hipocampo, la sinapsis no son capaces de hacer su trabajo y los procesos detríticos de las neuronas disminuyen. Curiosamente, el estrés y los glucocorticoides hacen justo lo opuesto en la amígdala, las sinapsis se vuelven más excitables y las neuronas desarrollan más cables de los que conectan a las células entre sí.

Masaje emocional.-

Antes de hablar de los fundamentos y beneficios del masaje emocional, me gustaría hacer una breve explicación del concepto de grooming en animales, ya que a través del masaje nos acercamos a ellos de una manera muy familiar para ellos: el grooming, así como unas breves nociones sobre como tiene lugar la transducción sensitiva.

Grooming.-

En inglés la voz  groom significa la acción de acicalar.

animaldunia_love_6_monkey.jpgNormalmente se utiliza en etología para determinar la acción de desparasitación, cuidado de la piel, aseo, rascado, caricias, etc. que llevan a cabo los animales. Es decir, hace referencia al contacto y los cuidados de la superficie corporal.

Puede llegar a suponer un porcentaje muy elevado de la actividad total del animal, por ejemplo, en el gato supone el 30-50% del tiempo que permanece despierto.

El grooming animal tiene varias finalidades:

Función higiénica:

  • Tiene un papel importante en el control de ectoparásitos.
  • La saliva tiene propiedades bactericidas, esto se debe a una enzima: la lisozima.

Termorregulación:

  • La evaporación de la saliva depositada en la superficie corporal durante la conducta de grooming contribuye a la pérdida de calor.

 Grooming maternofilial:

  • Es el grooming de la hembra dirigido a las crías para estimular el reflejo de defecación y micción durante el periodo neonatal.
  • Además el grooming maternofilial tiene consecuencias importantes para el desarrollo posterior del animal:
    • Tanto la conducta sexual del macho adulto como la actividad durante el periodo juvenil dependen en parte de la duración y frecuencia de las sesiones de grooming recibidas de la madre durante las primeras etapas del desarrollo.
    • La estimulación táctil de la cría aumenta su tasa de crecimiento. Se estimula la secreción de hormona del crecimiento, GH.

Grooming social:

  • En muchas especies los animales dirigen la conducta de grooming también hacia otros individuos. Se trata del grooming social que reduce las manifestaciones comportamentales y fisiológicas que caracterizan a las situaciones de alerta o estrés.

Estas conductas también las podemos englobar dentro de las relaciones afiliativas que fomentan la cercanía entre individuos, disminuye la frecuencia de las agresiones y permite además establecer relaciones de cooperación entre los miembros del grupo. Se dirige preferentemente hacia aquellas zonas de la superficie corporal que son difícilmente accesibles para el propio animal (cabeza y cuello). También mantiene la jerarquía del grupo y permite estrechar el vínculo con la pareja potencial y conocerse mejor a su manera.

Se trata de fortalecer las ventajas adaptativas que supone la vida gregaria (Ch. Darwin):

  • Facilitar la reproducción del grupo.
  • Cuidados de las crías (pseudogestación)
  • Defensa frente a los depredadores.
  • Cooperación para conseguir el alimento.
  • El contacto social libera dopamina, endorfinas, oxitocina, reduce los niveles de cortisol y equilibra otras neurosustancias que veremos más adelante.

Por lo tanto este contacto es intencionado, estructurado y tiene una intencionalidad clara, siendo muy similar a lo que nosotros entendemos por masaje.

Lo que tiene que quedar claro es que el grooming es una necesidad natural, y a través del masaje podemos conectar con el cuerpo del animal de una forma muy familiar para él.

Transducción sensitiva, tacto y emociones.-

sentido-del-tacto.jpgLa piel es el mayor órgano del cuerpo. Está formada por tres estrato principales epidermis, dermis e hipodermis.

Dentro de estos estratos están alojados los diferentes mecanorreceptores que llevan a cabo el proceso de la transducción sensitiva.

La información captada por los diferentes mecanorreceptores llega  a las neuronas de los ganglios de la médula espinal, estas neuronas van a llevar tanto funciones de transducción sensorial como de transmisión de información al sistema nervioso central.

Algo que me parece importante en cuanto al sentido del tacto, es que éste puede confirmar, o bien contradecir la información enviada por otras fuentes. Por ejemplo, si nosotros somos un estímulo amenazante para un animal y  en vez de dañarlo, lo acariciamos, estamos cambiando la información recibida por el resto de órganos sensoriales, es decir, podemos crear una nueva realidad, ¿y no es esto un poder maravilloso en el trabajo con animales?, podemos hacer del tacto un método natural para proporcionar salud y bienestar.

Nosotros mismos utilizamos el tacto como manera intuitiva para aliviar el dolor. Estos movimientos se han ido transformando en técnicas terapéuticas siguiendo un objetivo que ha permanecido durante siglos: prevenir, eliminar o atenuar el dolor, físico y emocional.

Toda esta información también está perfectamente argumentada desde la ciencia, enlazando la piel y el sentido del tacto con las emociones. Como queda reflejado en este artículo publicado en Tendencias21.net, de Eduardo Martínez.

Por otro lado, piel puede también desencadenar la liberación de sustancias que actúan como neurosustancias que intervienen en las emociones. Una caricia puede generar, por ejemplo, la producción de endorfinas, serotonina, dopamina, oxitocina, etc., así como inhibir otras, por ejemplo, las hormonas del estrés: cortisol, adrenalina, etc.

Biológicamente la piel y el sistema nervioso surgen de una misma hoja embrionaria llamada ectodermo. Un origen común que tal vez explique la fuerte relación entre la piel y lo que ocurre a nivel neuronal.

Con el simple contacto podemos hacer que la persona o animal llegue a tomar conciencia de sí misma, transmitimos un mensaje emocional y fisiológico, creamos respuestas a todo nivel del organismo: cognitivas, neurovegetativas, inmunológicas, endocrinas: ¡toda un euforia fisiológica!

No olvidemos que nuestras manos tiene un lenguaje propio mediante el cual expresan confianza, proximidad, seguridad, amor, alegría…bienestar.

Fundamentos del masaje emocional.-

Se cree que la palabra masaje deriva de varias fuentes. La raíz latina masa y las raíces griegas massein y masso que significan tocar, sujetar, apretar o amasar. La raíz árabe mass´h y la sánscrita makeh se traducen como “presionar suavemente”.

El contacto es el instrumento para el masaje.

Con el masaje se consiguen efectos físicos, que son efectos mecánicos, y efectos biofísicos, que son efectos reflejos y efectos humorales.

  • Efectos mecánicos:

Están relacionados con la manera de llevar a cabo los movimientos. Se originan por el roce, presión, tracción, percusión y/o vibración que el estímulo externo provoca sobre el organismo.

El primer efecto es el drenaje, ya que la presión ejercida en los movimientos con deslizamiento favorece el retorno de la circulación venosa hacia el corazón (mejora el funcionamiento de las válvulas venosas), en particular a lo largo de las extremidades. Ejerce el mismo efecto sobre la circulación linfática. Disminuye los edemas linfáticos, favoreciendo el vaciado de las retenciones de tóxicos y líquidos.

Este efecto del drenaje da lugar a una afluencia de sangre fresca que produce una mejor irrigación de los tejidos, y por tanto, un mejor aprovisionamiento de alimento y oxígeno para los músculos. Este último beneficio se ve acentuado por el calentamiento. El roce de las capas de los tejidos hace aumentar la temperatura local y aumenta así el riego sanguíneo y el aporte de nutrientes.

El drenaje y la eliminación de toxinas se traducen en una sensación de alivio.

Así como el efecto reflejo producido por el masaje realizado suavemente sobre la piel puede darse aisladamente, el efecto mecánico se acompaña siempre del efecto reflejo. Además, cuanto más eficaz va siendo el efecto mecánico, menor se va haciendo el reflejo.

  • Efectos reflejos:

Estimulan el sistema nervioso, el sistema endocrino y los sistemas químicos del organismo. Un reflejo es una respuesta involuntaria frente  a un estímulo y el masaje puede ser la fuente del estímulo.

La acción refleja se produce cuando el masaje ejercido sobre la piel es suave y deslizante, prácticamente no va acompañado de presión alguna , por lo que no va unida a efecto mecánico. Esta acción refleja se considera como un fenómeno del sistema nervioso autónomo, da lugar a una dilatación de los pequeños vasos y a un aumento de la permeabilidad capilar, lo que conduce a un incremento del flujo sanguíneo de la zona. Produce, asimismo, una acción sedante y un efecto relajante general.

Esta ligera estimulación de los dermatomas (terminaciones nerviosas cutáneas) envía impulsos relajantes al cerebro que ordena a los nervios motores, responsables de las contracciones musculares o de la ansiedad nerviosa a relajar la tensión. Este efecto reflejo servirá pues para relajar al animal en un estado de tensión general, ansiedad, shock o dolor.

 No tiene ningún impacto mecánico.

  • Efectos neuropsíquicos y psicológicos:

El masaje produce la liberación y equilibra una serie de neurosustancias como son: la serotonina, endorfinas, dopamina, cortisol, adrenalina y noradrenalina.

A nivel psicológico tiene efectos muy importantes, aquí reside la importancia del contacto y el vínculo animal-humano. La falta de contacto en animales bebé está asociada con depresión, agresividad y problemas sociales.

Con el masaje emocional, el animal despierta a las sensaciones, recupera la percepción de su cuerpo, lo que se traduce en  mayor sensibilidad y mejor coordinación.

  • Efectos sobre el sistema nervioso:

Las respuestas del masaje y sus efectos sobre el sistema nervioso son principalmente reflejas.

A nivel de la piel existen gran cantidad de receptores nerviosos. El masaje emocional provoca una sedación, estimulando de manera suave y armoniosa el conjunto de terminaciones nerviosas.  Por ello, el masaje dismiuye el estrés, regularizando los impactos sensoriales y favoreciendo así el equilibrio nervioso.

El sistema nerviso simpático es responsable de las funciones que emiten energia en respuesta a una situación de emergencia o excitación. El sistema nervioso parasimpatico, por el contrario, devuelve al cuerpo el estado de calma. Podemos decir entonces, que el masaje emocional es simpaticolítico y parasimpaticotónico.

El sistema nerviso responde a los metodos del masaje a traves de la estimulacion de receptores sensitivos, provocando un cambio en los impulsos motores, ajustando los procesos homeostáticos. Se interrumpe así un patrón existente en los centros de control del sistema nervioso central provocando un cambio de los impulsos motores, sobre todo en el sitema nervioso perifíco que reestablece la homeostasis.

  • Efectos sobre el sistema endocrino:

Para comprender los beneficios del masaje es importante conocer las funciones de algunas sustancias neuroendocrinas, que explicaremos en el siguiente apartado.

El sistema endocrino se regula a través de la influencia del sistema nerviso y éste a su vez influye en él. Los controles para la iniciación de una reacción vienen a través del sistema nerviso y endocrino. Las sustancias químicas neuroendocrinas son los transmisores de comunicación de estos sistemas de control.

Las sustancias neuroendocrinas llevan mensajes que regulan las funciones fisiológicas. Constitiyen una mezcla química siempre cambiante que fluctua con cada demanda externa e interna del cuerpo para responder, adaptarse o mantener un grado funcional de la homeostasis. Las sustancias que componen esta “disolución química” siguen siendo las mismas, pero la proporción y el cociente cambia con cada función reguladora o mensaje transmitido. La proporción de la mezcla afecta a factores  como el estado de ánimo, la atención, excitación, pasividad, vigilancia, calma, capacidad de dormir, receptividad, respuesta al tacto, enfado, pesimismo, optimismo, grado de conexión, tristeza, depresión, deseo, hambre, amor….

En la actualidad, se sabe que la mayoria de los problemas de comportamiento, estado de ánimo y percepción de estrés y dolor, así como otros transtornos emocionales, se deben a una disregulación o ausencia de sustancias bioquímicas. Estos comportamientos, los síntomas y las situaciones emocionales y físicas con frecuencia son mezclas químicas normales que ocurren en momentos inadecuados. Por ejemplo: la ansiedad manifestada por un aumento de estrés irresoluble, es una dosilución química adecuada a una situación hostil ya que el estado de hipervigilancia que acompaña a esta situación puede permitir la oportunidad de escapar. Sin embargo, si esta misma disolución química ocurre en un animal durante una visita al veterinario, no es productiva.

El masaje emocional va a influenciar la producción o el equilibrio de estas sustancias.

  • Efectos sobre la piel:

Nos hemos referido al aumento de la temperatura cutánea producido por el masaje, consecuencia del incremento del flujo sanguíneo por la vasodilatación capilar producida por éste, así como de la activación que produce la circulación sanguínea y linfática.

El masaje favorece la transpiración y la secreción grasa, ya que despeja los conductos secretores de las glándulas sudoríparas y sebáceas, luego mejora la película hidrolipídica.

La acción sobre las terminaciones nerviosas cutáneas sensitivas de las fibras nerviosas sensibles, es anestésica, ya que aumenta el umbral de la sensibilidad dolorosa. Sin embargo, sobre las terminaciones nerviosas motoras, el masaje produce una acción excitante, a la vez que aumenta su facilidad de conducción.

Influencia del masaje en las producción y equilibrio de sustancias neuroendocrinas.-

images

La mayoría de las investigaciones sobre el masaje se centran en los cambios de proporción y el cociente de la composición de la “disolución química” corporal después del masaje.

  • Dopamina:

Está involucrada en la coordinación motora, la atención, el refuerzo y el tiempo de reacción. Una deficiencia puede provocar incapacidad de aprendizaje, irritabilidad, ansiedad y disminución de las endorfinas (analgésicos naturales).

Afecta al centro del placer del cerebro, su carencia puede llevar  a una falta de capacidad disfrutar de la vida, una disminución de sentimientos positivos: anhedonia y disforia.

Un exceso provoca agitación e hiperactividad.

Durante el inicio de la situación estresante se libera dopamina, sin embargo, el estrés agudo disminuye la concentración.

El masaje incrementa los niveles de dopamina en el cuerpo y puede explicar el placer y la satisfacción producida durante éste. El uso de ciertos aceites esenciales, como veremos más adelante,  también.

  •  Serotonina:

La serotonina permite realizar el comportamiento adecuado según el contexto, es decir, realizar la acción adecuada en el momento adecuado. Regula el estado de ánimo en términos de emociones adecuadas, tiene efecto calmante, tranquilizante y reconfortante, también disminuye la intensidad de la irritabilidad y regula las situaciones de desánimo. También está implicada en la saciedad de hambre y sexual, modela el ciclo del sueño y vigilia, así como el dolor.

En la depresión los niveles de serotonina son bajos, en el dolor y en los trastornos obsesivo-compulsivos.

La serotonina es uno de los principales neurotransmisores que desciende en concentración en casos de estrés crónico.

Si un animal tiene bajos niveles de serotonina, se frustra, se enfada o tiene miedo y tiene muchas posibilidades de que no sea capaz de inhibir una respuesta agresiva.

Es importante mantener un nivel estable y apropiado de serotonina para tener un control adecuado de los impulsos y reducir la agresividad.

El estrés agudo disminuye la serotonina.

El masaje aumenta el nivel de serotonina.

  • Endorfinas/encefalinas:

Son opiaceos endógenos y modificadores del estado de ánimo, estimulan los centros de placer del cerebro, facilitan la saciedad y modulan el dolor (efectos analgésicos: inhibidoras del sistema de dolor del sistema nervioso central, producen también euforia), reducen el estrés, son todo un euforizante natural.

Los efectos de liberación de estos neurotransmisores a través del masaje pueden explicar su aplicación en tratamientos de ansiedad, depresión y dolor crónico.

La implicación para el masaje es que los efectos para la inhibición del dolor no son inmediatos, los niveles de encefalina en sangre tardan unos 15 minutos en subir y la duración de su efecto dura unas 48 horas.

 El estrés agudo disminuye el nivel de endorfinas (de ahí, la hipersensibilidad al dolor).

El masaje aumenta los niveles disponibles de estas suntancias.

También es importante saber que el cuerpo es capaz de producir cuando siente cerca la presencia de un ser al que “quiere”.

El placer que produce el masaje no es el resultado del masaje mismo sino de la generación de endorfinas que éste provoca.

Las endorfinas tienen encomendada la importante labor de conectar con el bienestar.

  • Adrenalina y noradrenalina (epinefrina/noraepinefrina):

La adrenalina interactúa con el sistema nervioso simpático para ayudar al cuerpo a preparase en situaciones de emergencia.

La noradrenalina es la responsable del nivel de energía en el animal, entre otras cosas. Al inicio de la situación estresante se libera altos niveles de NA (y dopamina), pero en situaciones de estrés crónico se acaba agotando, y si esta disminuye el cuerpo bloquea el gasto de energía.

En un animal el estado letárgico y la depresión pueden ser síntomas de inhibición o reducción de NA. El cuerpo sólo funciona durante un tiempo con bajos niveles de NA, después se apaga por completo.

El estrés prolongado o un trauma provocan la disminución de NA, ésta está relacionada con la indefensión aprendida y la depresión. Cuando se agota la NA tampoco funcionan las endorfinas.

La presencia de un nivel alto de NA está asociada con la agresividad (altos niveles de excitabilidad que llevan a la agresividad), alerta excesiva, impulsividad y excitabilidad.

El masaje tiene un efecto regulador en la adrenalina y noradrenalina a través de la estimulación e inhibición del sistema nervioso simpático o la estimulación e inhibición del parasimpático.

Inicialmente el tacto estimula el sistema nervioso simpático, mientras que se necesitan 15 minutos o más de estimulación mantenida para activar las funciones parasimpáticas.

  • Cortisol, la “hormona del estrés:

En momentos de estrés se segregan grandes cantidades  de cortisol para preparar al animal a enfrentarse a desafíos y amenazas.

Incrementa la presión sanguínea, aumenta la concentración de glucosa y la producción de glucógeno en el hígado (que se degrada de nuevo en glucosa: glucogenolisis), todo ello para preparar al animal para el esfuerzo físico.

El cortisol inhibe el sistema inmunitario y el proceso de formación de huesos.

La exposición al cortisol por un periodo breve de tiempo promueve el almacenamiento de recuerdos, lo que ayuda al animal a recordar las circunstancias que rodearon a una situación de intensidad importante. De ahí, que el cortisol sea problemático en el desarrollo y tratamiento de fobias y comportamientos agresivos.

La exposición al cortisol en un tratamiento largo tiende a dañar las células del hipocampo y de ahí a perjudicar el proceso de aprendizaje. Debemos reducir el estrés para que las técnicas de modificación del comportamiento influyan en el aprendizaje del perro.

También aumenta los niveles de sustancias P, por lo tanto la hipersensibilidad al dolor.

El masaje reduce los niveles de cortisol.

  • Oxitocina, la “hormona del amor”:

Refuerza las relaciones afectivas y las conductas afiliativas. De esta manera, el acto de tocar o abrazar 8siempre de manera correcta) a un animal, puede aumentar las tendencias afiliativas de éste, además de mejorar el vínculo afectivo.

La oxitocina tiene también un efecto inhibidor del miedo en la amígdala, podemos decir que regula la respuesta de miedo.

Publicado en la Revista Science:

“La oxitocina inhibe las respuestas que se proyectan de la amígdala al tronco del encéfalo (que comunica el cerebro anterior, la médula espinal y los nervios periféricos) y que causan la parálisis del individuo”

Sin embargo, esta hormona no afecta a las respuestas que se proyectan de la amígdala al complejo vagal dorsal, área del tronco del encéfalo que regula la expresión fisiológica del miedo como la frecuencia cardíaca”

“Mientras las benzodiacepinas (medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central) eliminan la sensación de miedo, la oxitocina la mantiene intacta, pero permite al organismo actuar de una manera más judicial aunque la sensación de peligro permanezca”

La oxitocina desempeña un papel importante en el control de las conductas afiliativas, como ya he dicho, mantiene la cohesión del grupo, inhibiendo el miedo o estrés y estableciendose vínculos afectivos.

El masaje tiende a incrementar los niveles disponibles de oxitocina, lo que podría explicar el sentimiento íntimo y de conexión que provoca.

  • Somatotropina:

Promueve la división celular, la reparación de tejidos y regeneración en adultos.

Esta hormona es necesaria para la curación y es más activa durante el sueño.

El masaje aumenta su disponibilidad de manera indirecta al facilitar el  sueño y disminuir los niveles de cortisol (el estrés agudo inhibe el crecimiento).

 Beneficios del masaje emocional.-

Se trata de un masaje holístico.

Beneficios a nivel neuropsicológico y emocional:

  • Favorecemos la producción, el equilibrio y la disminución de sustancias neuroquímicas que están íntimamente relacionadas con la conducta: serotonina, dopamina, endorfinas, oxitocina, adrenalina, noradrenalina y cortisol.
  • Con los aceites esenciales conectamos  con el sistema límbico del animal, a través del olfato y la perfusión aromática, de esta manera, trabajamos también las emociones y estados como: ansiedad, miedo, agresividad, apatía, depresión, indefensión aprendida, hiperactividad, etc. Los aromas naturales influyen poderosamente sobre la conducta desencadenando reacciones emocionales y físicas.

 Beneficios a nivel físico:

  • Activa y mejora la circulación: mayor irrigación de los tejidos, aporte de oxígeno y nutrientes a las células.
  • Disminuye la presión arterial y el ritmo cardiaco.
  • Mejora las contracturas, la tensión, la rigidez muscular. Regula el tono muscular.
  • Mejora el drenaje linfático. Eliminación de toxinas e inmunoestimulante.
  • Al reducir el estrés se constata una mejora general del funcionamiento orgánico.
  • Aumenta la sensación de bienestar (endorfinas, oxitocina, dopamina)
  • Mejora la respiración cutánea y secreción glandular de la piel. Estimula la producción del film hidrolipídico cutáneo protector. Nutre y tonifica el tejido epitelial.
  • Recupera la percepción del cuerpo, lo que se traduce en  mayor sensibilidad y mejor coordinación.
  • Calma y equilibra el sistema nervioso (la piel es la extensión periférica de éste): los movimientos deslizantes y suaves tiene un efecto relajante y sedante. Esta ligera estimulación de los dermatomas envía impulsos relajantes al cerebro que ordena a los nervios motores, responsables de las contracciones musculares o de la ansiedad nerviosa a relajar la tensión. Este efecto reflejo servirá pues para relajar al animal en un estado de tensión general, ansiedad, dolor.
  • Ayuda en el proceso de curación en la enfermedad al estimular la producción natural de somatotropina. Aumenta el metabolismo celular.
  • Regula los ciclos del sueño y la vigilia (al aumentar la serotonina y disminuir el estrés)
  • Beneficioso en los cuidados paliativos y geriátricos.

 Beneficios a nivel social y comunicativo:

  • Aumenta la conciencia corporal volviendo a conectar con el cuerpo, mejora la capacidad de percepción (de sí mismo y del mundo, optimiza la conciencia sensorial), la autoestima, la confianza, la seguridad. Disminuye la timidez y los miedos.
  • Favorece la concentración, el animal será más receptivo, luego mejorará el proceso de aprendizaje en las terapias comportamentales.
  • Podemos realizarlo antes de un acontecimiento que suponga un estrés para el animal.
  • Ayuda en terapias de reducción de estrés y desensibilización. Un perro estresado no es capaz de pensar de forma clara.
  • A través del contacto físico mejoraremos la comunicación y el vínculo animal-humano. Promueve la producción de oxitocina y refuerza las relaciones afectivas y sociales.
  • El masaje hace aflorar sentimientos positivos de afecto, amor, cariño, bienestar, serenidad…
  • Ayuda en el proceso de socialización de cachorros.

En definitiva: con este masaje se obtiene un beneficio bilateral y mejora la salud integral y el BIENESTAR, podemos decir que es toda una expansión afectiva.”

Aromaterapia aplicada al masaje emocional.-

aceites-esenciales-lavanda

Utilizaremos aceites esenciales que cumplan 100% todos los criterios de calidad (ver…). Trabajaremos la vía olfativa mediante la difusión atmosférica, para ellos haremos uso de difusores de nebulización en frío, y la vía tópica (perfusión aromática).
Los aceites esenciales son de naturaleza lipófila, luego atravesarán la epidermis (no vascularizada) y la dermis (vascularizada) de manera transepidérmica, a través de los poros, y transanexial, a través de glándulas sudoríparas y folículos pilosos. Una vez en los vasos sanguíneos presentes en la dermis, pasarán a torrente sanguíneo actuando en el organismo de manera sistémica.DSC07723

El olfato animal y la aromaterapia.-

La memoria olfativa, en el caso del perro, dura toda la vida y es determinante en su comportamiento.

Por ello, a la hora de usar aceites esenciales considero fundamental tener en cuenta esta poderosa cualidad.

 A través del sentido del olfato se captan las moléculas aromáticas y los aromas naturales influyen poderosamente sobre la conducta desencadenando reacciones emocionales.

La transducción olfativa se inicia en los cilios de las neuronas receptoras olfatorias cuando las sustancias odoríferas se unen a receptores específicos sobre la superficie externa de éstos. La transmisión de esta información llega a través del nervio olfatorio hasta el bulbo olfatorio, de ahí se envía la información en forma de mensajes a  diferentes estructuras del encéfalo (amígdala, hipotálamo, córtex) hasta desencadenar una respuesta emocional y fisiológica. Estos impulsos estimulan la liberación de sustancias neuroquímicas que pueden tener efectos sedantes, relajantes, estimulantes o euforizantes.

122.jpg

Hay estudios sobre la relación entre aceites esenciales y la emisión e inhibición de neurotransmisores:

Algunos ejemplos son:

  • La esencia de limón modula 5HT (serotonina) y dopamina (antiestrés)
  • El absoluto de rosa de damasco aumenta el tamaño de la amígdala.
  • El aceite esencial bergamota aumenta el nivel de neurotransmisores en el hipocampo.

El bulbo olfatorio forma parte del sistema límbico, donde se controlan las emociones e instintos del animal, es decir, el olor es registrado antes por la parte del cerebro que controla las emociones que por el córtex, la parte cognitiva, luego se produce antes la emoción que la cognición.

El cerebro puede enviar además, otros mensajes a zonas del organismo en las que se observarán los efectos físicos de los aceites.

Los aceites esenciales más adecuados deberán tener las siguientes propiedades terapéuticas:

  • Simpatotónicos: estimula el sistema nervioso simpático.
  • Parasimpatotónicos: estimula el sistema nervioso parasimpático.
  • Simpatolítico: inhibe la acción del sistema nerviso simpático.
  • Parasimpatolítico: inhibe la acción del sistema nervioso parasimpático.
  • Relajantes, sedantes, inductores del sueño, euforizantes, tonificantes, equilibrantes nerviosos, etc.

Estas propiedades las podemos encontrar en algunos alcoholes (linalol, 1-4 terpineol) , ésteres (acetato de linalino) y aldehídos terpénicos (citrales como el neral y el geraniol) y aromáticos (cinnamaldehido) o sesquiterpenos.

Como aceite vegetal vehicular podemos usar aceite ligero para facilitar la perfusión aromática, como puede ser el aceite  de avellana, macadamia, jojoba, pepita de uva, etc.

Normalmente la cantidad de aceites esenciales será de un 5 a un 10% del total de la mezcla, dependiendo de cada caso en particular.

La aromaterapia, o el uso de aceites esenciales, tiene también una finalidad que poca gente conoce o aprovecha, y es que, como bien sabemos en los perros y gatos  una de sus formas de aprendiza es a través de asociaciones (asociaciones creadas mediante condicionamiento clásico e instrumental), muchas veces está asociaciones son negativas, luego implican una terapia de desensibilización y contracondicionamiento, siendo ésta a menudo la base de los problemas de comportamiento.

El olor, es un estímulo neutro que condiciona considerablemente (el condicionamiento clásico más “fijado” se crea a través de los olores).

Introducir olores nuevos (en jaulas de protectoras, por ejemplo) y crear asociaciones positivas hacia ellos puede ayudar enormemente a la mejora y al bienestar del animal.

Muchas veces, en terapia comportamental, el simple hecho de introducir olores nuevos, ya contribuye a la mejora del animal.

Los olores pueden ser tan importantes que muchas veces, un mismo estímulo que provoca un miedo en un ambiente con un olor nuevo deja de provocar este estado emocional.

El entorno, como hemos visto, puede quedar condicionado con el olor, así que mucho cuidado con hacer malas asociaciones con los olores de los aceites esenciales, nuestra presencia, el masaje, etc. ya que luego sería un hándicap tener que contracondicionar al animal.

Maniobras del masaje emocional, presentación y manejo.-

En el masaje hay una serie de movimientos y posiciones de las manos con distintos efectos fisiológicos y psicológicos. Se trata de una serie de maniobras suaves y sutiles, nada invasivas cuyos efectos serán prácticamente reflejos, apenas manipularemos estructuras internas de manera mecánica. Las técnicas no tienen por qué ser extremadamente intensas para producir una respuesta. Lo único necesario es una estimulación sensitiva suficiente para iniciar el proceso.

Ley de todo o nada (Ley de Bowditch):”El estímulo más débil capaz de producir una respuesta produce la máxima respuesta de contracción en los músculos cardíaco y esquelético o en los nervios”.

Utilizaremos roces, pases neurosedantes, movimientos de vibración, fulling, presiones o toques pasivos en diferentes zonas y puntos del cuerpo del animal.

Los movimientos siempre han de ser calmados, lentos, suaves y agradables, nunca bruscos, agitados ni imprevisibles.

En esta presentación podéis ver algunas de las maniobras y movimientos de manera aleatoria, ya que como ya he dicho anteriormente, se trata de un masaje perfectamente organizado y estructurado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Debemos tener muy en cuenta cómo ha de ser la primera toma de contacto con el animal. Una premisa importante a tener en cuenta es que:

 “Aunque a nosotros nos gusten los animales, no tenemos que dar por hecho que nosotros les vamos a gustar a ellos”

La presentación y forma de manipular al animal es básico, puesto que para un animal la primera impresión es fundamental.

A hora de realizar el masaje emocional, jamás debemos abalanzarnos sobre él y comenzar a manosearle, sin ningún tipo de preámbulo. Tenemos que ser muy observadores y una vez a su lado veremos cómo actúa él, y la mayor parte de las veces será él quien dé el primer paso en nuestra presentación.

Nos debemos mostrar relajados y ser siempre un referente de calma.

En caso de mostrarse temeroso hacia nuestra persona, entonces deberemos plantearnos si llevar a cabo o no una terapia de desensibilización, puesto que lo más seguro es que este temor este generalizado hacia todas las personas.

En el caso del perro, La memoria olfativa canina y los procesos de aprendizaje junto con el uso de aceites esenciales pueden crear una asociación de bienestar en el animal (refuerzo interno).

El masaje debe adaptarse al animal jamás a la inversa.

También es importante evaluar el entorno, que sea agradable, con una temperatura adecuada, lejos de estímulos visuales o sonoros que puedan asustar, distraer o alterar la receptividad del animal, o incluso la nuestra,  también podemos hacer uso de una música que nos induzca a la relajación.

Dogs_Love-250x187

Y es que, no debemos olvidar jamás que…

“Lo más profundo de nuestro ser se encuentra en la superficie”
                                                                                     Paul Valéry


En la próxima entrada publicaré la segunda parte del artículo: “Terapia de reducción de estrés e intervención nutricional”.

TRIPTOPUCHEROHablaré del aporte del aminoácido triptófano como precursor de la serotonina y la forma adecuada de incluirlo en la dieta, así como del 5-HTP y otros alimentos ricos en vitaminas de grupo B como co-factor en la síntesis de trp en serotonina, o bajos en tiróxina, aa antitriptófano. Se mostrará una propuesta de dieta que ayudará a que su paso por la barrera hematoencefálica y con ello su síntesis en serotonina sea más efectiva.

También mencionaré preparados naturales a base de plantas y extractos equilibrantes del sistema nervioso.

Si estás interesado en aprender más sobre esta terapia holística de reducción de estrés, puedes apuntarte al siguiente taller que se impartirá en Molins de Rei, Barcelona, el día

Más información del curso aquí

firma SB

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s