Aromaterapia en gatos

A la hora de utilizar aceites esenciales en gatos debemos tener en cuenta ciertas particularidades que presenta esta entrañable especie animal.

  • En primer lugar debemos tener en cuenta que los gatos son extremadamente sensibles a los olores, en especial a los cítricos. Su olfato está bastante más desarrollado que el olfato humano, ellos presentan 70 millones de células olfativas y 20 cm2 de mucosa olfativa frente a los 5 millones de células olfativas y una superficie de la mucosa de 4 cm2 que poseemos los humanos.
  • Además ellos poseen lo que se denomina el órgano vomeronasal u órgano de Jacobson situado en la parte superior de la cavidad bucal, este órgano es especialista en captar feromonas mediante la conducta de Flehmen. Los gatos poseen determinadas glándulas productoras de feromonas con diferentes funciones: marcar territorio, receptividad sexual, etc. A nosotros nos interesan especialmente las denominadas feromonas F3 y F4, que son justamente las feromonas que deja el gato sobre aquellos seres que considera “amigos” y sobre aquellos objetos y lugares que considera “su casa”. Esto hace que el gato reconozca su entorno y sus cohabitantes y se sienta seguro y protegido.
    Si tenemos en cuenta que la estructura molecular de las moléculas aromáticas es similar a la estructura molecular de las feromonas, podemos deducir que los aceites esenciales podrían causar problemas de comportamiento (apatia, agresividad, etc) al camuflar o enmascarar estas feromonas producidas por el gato en lo que considera su hogar.
  • Si trabajásemos la vía oral debemos prestar atención a que los gatos pueden presentar problemas a la hora de eliminar las moléculas aromáticas, sobre todo los fenoles (carvacrol, timol, eugenol, etc),  y esto se debe a que en el proceso de glucuronoconjugación carecen de la enzima hepática glucuronil transferasa, que es justamente la enzima encargada de eliminar estas moléculas. Luego la eliminación de aceites esenciales que contienen fenoles en los gatos será lenta, más o menos de unos 3 días, a diferencia de otras especies que en 6 horas ya los habrán eliminado, por lo tanto a la hora de administrar vía oral aceites esenciales que contengan estás moléculas aromáticas se deberá prestar importante atención a la dosis y a la duración del tratamiento ya que se corre riesgo de sufrir una intoxicación hepática.
  • Otro handicap que presentan los gatos es que ellos realizan a menudo la conducta de grooming (acicalamiento de la superficie corporal), luego cualquier sustancia que sea aplicada sobre su cuerpo va a ser lamida, si la dosis aplicada es alta podría producir babeo o incluso vómitos, y su hígado también podría padecer riesgos, luego de nuevo, deberemos evitar la aplicación de aceites esenciales que contengan fenoles como timol, carvacrol, eugenol, también las cetonas como la verbenona, mentona, tujona, piperitona, etc, o aldehídos aromáticos como el cinnamaldehido de las canelas.
EN CONCLUSION.-

En primer lugar jamás automedicar sin el consejo de un profesional.

Debe quedar claro que los aceites esenciales no son algo que no pueda utilizarse en gatos, sino que se deben tomar precauciones a la hora de elegir el aceite esencial, el método, la vía de aplicación, la dosis y la duración del tratamiento.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s